lunes, 23 de enero de 2012

Detención

Mi cuerpo:
una herida manando
sangre fértil. (I.M.L)

Why put a stone on a grave in town. (T.Waits)




Para qué tanta piedra mortuoria, para qué desesperarse bajo el granito si el roble y el aire me detienen; una piedra fracturada, con el claro exponente de glóbulos rojos en rebeldía, una piedra que bajo sus bajos halle hormigas, lombrices, fundamentos de vida. Y colores como la copa de un pino, colores de verde planeta, colores de besos suburbanos, colores míos. La muerte, que espere fuera, que pasee cabizbaja, o con la cabeza alta, pero que no me mire.

Tell me, Tom Waits de su disco Bad as me

10 comentarios:

JosepMª dijo...

No se te escapa ni una piedra
del camino.
La de la foto
me parece una cuarcita.
Pulida por siglos de rodamiento.
Y esas dendritas rojizas
son una delicada belleza.
Natural.

No nos asuste mirar la muerte.
No le tengamos miedo:
La Hermana Muerte.
Segura.
A poco que ofrezca,
no será peor que la Vida.

En esta página tuya,
muchas veces,
descubro
(agradecido)
músicas y canciones
que no conocía.
Pero,
cómo me mola
encontrar, de pronto,
algo conocido y apreciado.
Rara avis.
Hace años que me seduce
Tom Waits.
Cómo destroza su voz
en cada canción.
Una de mis preferidas:

http://www.goear.com/listen/4dda000/jersey-girl-tom-waits


Que, mira por donde,
es una canción de Amooor!
Seré gilipollas?

Tomás Rivero dijo...

Un beso para Tom Waits. ¡¡Qué gloria!!

Tú, tendrás que esperar turno. Y mientras escucha este tema que es mi favorito, y que hace que quiera más y más a una persona, que anda por aquí, cada vez que lo oigo.

Bueno, vale, un beso.


entrañable

Tomás Rivero dijo...

Ya, se me olvidó:

http://www.goear.com/listen/ed698ce/cold-cold-ground-tom-waits

Shandy dijo...

Deslumbrarla, cegar a la muerte con la belleza puede ser una buena estrategia: desafíala con la mirada.

(Tom Waits lo hace con la belleza de su voz rota).

XuanRata dijo...

El mármol empieza a vivir cuando se fractura. Qué curiosos esos signos y esas figuras, cuánto queda por descifrar.

Ventana indiscreta dijo...

Josep, esa canción que refieres de Tom tiene un punto de canción de cuna. ¿Te preguntas si eres gilipollas? ¿Por qué? ¿Por la elección de esa música? El amor va con nuestra partida de nacimiento y quien se separa de el si me merece la pena de ese calificativo. Bueno, de ese no, del de tonto. A ver si ahora me da por meterme en camisas de once amores y entonces ya veremos. A Luis Miguel, el mexicano, descuida, que no lo elegiré.
De la piedra nada te puedo decir, al respecto de qué tipo de piedra se trata. Mármol no es, caliza tampoco. Sí me llamó la atención lo que tú, acertadamente llamas, dentritas. El color me obsesiona; la muerte, en su justa medida.
Ya sé que escuchas y que miras microscópicamente. Me agrada compartir, detenerme en lo que otros se detendrán.

Un abrazo, Josep.

Ventana indiscreta dijo...

Tomás, una deuda pendiente tengo con el inglés. Bueno, con muchos idiomas. Porque a mí me gustaría leer la poesía en el idioma original. Tom Waits es poema de continuo. Bésalo, lo agradecerá. Los poetas, si algo tienen grande, es que se pueden besar con palabras. Y tú tienes grande éso, la palabra, y por eso puedes besar con ella. Con la boca, acompaña a Tom Waits a la armónica, ¡que menudo lujo sería!

Besos, desproporcionado de la palabra.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy, ya es hora que cojas esa bici de tu nick y te pongas a rodar el blog. Lo tienes estancado y much@s estamos deseando que lo avives, que lo incendies. Danos ese gusto. La muerte puede esperar. Un cigarro, la calma, tu río, tu efigie sobre la herba...

Un bico.

Ventana indiscreta dijo...

Xuan, no es mármol esa piedra. Pero tu reflexión vale para cualquier piedra. Una fractura capitanea, capilariza color: esa es la grandeza que, por otra parte, provenga de la oxidación.

Pero no quiero expresar el color en términos químicos, los míos son los poéticos, los vitales.

Un beso, siempre.

icaro dijo...

La muerte, que espere fuera, que pasee cabizbaja, o con la cabeza alta, pero que no me mire

no sé si esta actitud positiva o vital se hereda, es innata o se ejercita; en cualquier caso yo la observo, antes pensaba mucho en ella, ahora sólo la observo de mano de quienes la tienen, pero no pienso en ella

me encanta la fotografía que has hecho Sofía

Tom Waits también