miércoles, 11 de enero de 2012

Desvanecerse


Desvanecerse bajo las uñas de un tigre saciado y hablar con las termitas a golpe de muerte. Hacer un nudo al arcoíris, seguir la mímica del humo, recordar unos senos humedecidos, consumir viento al no haber sexo en el aire, fusilar a las pupilas que entren en lo oscuro. ¿Para qué?


Fade Away, Yungchen Lhamo de su disco AMA

28 comentarios:

Shandy dijo...

Para vivir en el verbo (que es acción).

Me gustan tus palabras y la foto.

Qué pájaro más elegante!

Tomás Rivero dijo...

Te iba a responder con palabras similares a las de Shandy.
La pregunta me extraña, viniendo de ti.
Estupenda foto, entrañable.

manolotel dijo...

El plan es bueno en lineas generales. La pregunta es provocadora. La foto puede ser cualquiera.

Me gusta como miras y como lo dices.

Un besote

Miquel dijo...

También me gusta la foto...oteando el horizonte ...

Inés González dijo...

Para qué? para poder ver en la noche, aunque tengas las pupilas fusiladas y las termitas comiéndote el recuerdo a golpe de muerte.
Me gusta esta frontera chirriante tuya, Sofía, es cuándo mejor vomitas tus creaciones.
Esta impactante foto,por su significado, bien podría estar sacada en el desierto de Ghadames, aunque el ave no sería una cigüeña, no he visto ninguna por esa zona.
Con su perfil encorvado y entre sombras, también se prepara para pasar la noche.

Elena Román dijo...

Esa pregunta la contesta otra pregunta: ¿Y por qué no?

Jan Puerta dijo...

Siempre pendiente... no hay otra.
Un abrazo

XuanRata dijo...

Desvanecerse: deshacerse de lo vano.

La mirada del ave es el arañazo del tigre. El humo, la sangre del aire.

Sutil y emocionante, Sofía.

ícaro dijo...

cuando no hay sexo en el aire la aventura de sobrevolar los riscos se queda en la monotonía de sobrevolar una llanura

entonces los pájaros se quedan inmóviles observando como otros pájaros más de mentira imitan su vuelo alzándose más alto mientras ellos se desvanecen

es posible que lo hagan con la banda sonora que has elegido

El peletero dijo...

PARAULES DE LA MORT


Tu, jove moribund que ara m’has dit Amarga,
amargs són els teus llavis per comprendre el meu gust!
Si em trobessis al fons d’una vida més llarga,
quan em diries Dolça també fóres injust.
El meu sabor és fet de milions de vides
que ha apagat el meu bes, obscur en la fredor:
astres, ànimes, déus. I ara que ets tu que em crides,
seré un instant amarga de la teva amargor...
Gran ocell de silenci, indiferent i muda
germana de la Nit, sobre la carn vençuda
el meu vol és profund i pàl•lid, però breu.
Calmo, amb dits de repòs, la seva última alarma;
però, més que l’angúnia, m’allunya d’aturar-me
la llum d’alba de l’àngel que ve darrera meu.

14 agost 1938
Màrius TORRES, Poesies, Ed. Ariel, Sant Joan Despí, 1981

Ventana indiscreta dijo...

Shandy, el pájaro elegante es una garza. Y de Luz Pozo Garza son estos versos:

Vas hacia el mar.
Vas como ciego,
el corazón mojado,
nuevo.
La ropa azul no pesa, vuela.


Irse, amiga Shandy, volar. Verbos muy activos.
Esos versos pertenecen a su poema
Cita en el viento

Ventana indiscreta dijo...

Aunque no lo creas, yo me pregunto, Tomás. Quizá no me responda, quizás actúe aunque luego me pregunte ¿para qué?

En un poema de Luz Pozo Garza titulado Hallazgo de mí se hace la siguiente pregunta:

¿seré gozosamente primavera?...

Y continúan los siguientes versos:

No me pesan las manos, que van llenas,
¡qué bien estoy así dentro del mundo
si está lleno de abejas todo el pecho!
Voy a ofrecerme, darme, porque vivo,
quiero vivir en mí y en todo siempre.
¡Qué altísima la yerba por mis muslos!
¡Qué sensación de amor me presta el agua!


Tomás, aborrezco este tiempo tan seco.

Ventana indiscreta dijo...

Manolotel, el plan pudiera ser un plan renove. La foto no puede ser cualquiera, tiene que ser ésa. La pregunta está llena de ortigas.

El sol, antes de ser ocaso, puede ser, como Luz Pozo Garza dice en su poem Medea en Corinto

Sol de ausencia e de pranto. Sol de lonxe
Sol de cima e de amor. Luz de cénit no límite
Sol de vida e de morte. Luz altísima
Sol de angustia e quebranto. Luz partida
Sol que rexeita e desencrava e fire
.
.
.


Besotes.

Ventana indiscreta dijo...

Miquel, el horizonte se otea, se vislumbra. Hoy ya se da por hecho que es bastante negro. Habrá que fumigarlo y que surja otro más fértil.

En el poema de Luz Pozo Garza, Os palacios de inverno, hay un hermoso verso que dice:

Estábase a escribir a vida nunha páxina nova

(Se estaba escribiendo la vida en una página nueva.)

Ventana indiscreta dijo...

Tremendamente cristalina era la hora del día en que tiré la foto; hasta la noche le quedaban unas cuantas a la garza!!! Cigüeñas ya vendrán en poses similares pero más esbeltas y sin tanta chepa. ¿O sea que te gusta esa frontera chirriante mía? Pues para eso está el tres en uno: para trocar el óxido en poema, entre otras cosas.

Mira lo que dice luz Pozo Garza en este poema:

Volver a Lugo cando sosega o tempo

Volver a ollada lonxe en vidas sucesivas
nomear ese río que chamamos pasado
a palabra inmediata que ven dunha certeza de muralla
.
.
.


(Volver a Lugo cuando sosiega el tiempo.

Volver la mirada lejos en vidas sucesivas
nombrar ese río que llamamos pasado
la palabra inmediata que viene de una certeza de muralla
.
.
.)

Besos, N.

TOMÁS RIVERO dijo...

Sofía me da asco esta sequedad. Nos vamos a morir de otra manera peor.

Sigue preguntándote.

Ventana indiscreta dijo...

No dejan de ser dédalos las preguntas. ¿O serán agujas? Para la costura es preciso un dedal. ¿Y para la vida?

Te dejo estos versos de Luz Pozo Garza de su poema Medea en Corinto

Prenderíame o lume que me queima por dentro
Vertería de súpeto os catro humores cardinais:
Primero a rabia a flegma. Despois a bile branca
E sobre todo a bile negra. E sobre todo a cólera
De non sei qué color. E o sangue das arterias
Queeu non son daquelas que cantan ás flores e ás pombas
Das que se resignan ante o desamor
E rezan e consumen bágoas sobre da almofada
¡Non! ¡Eu son Medea!


(Me prendería el fuego que me quema por dentro
Vertería de repente los humores cardinales:
Primero la rabia la flema. Después la bilis blanca
Y sobre todo la bilis negra. Y sobre todola cólera
De no sé qué color. Yla sangre de las arterias
Que no soy de aquellas que cantan las flores y las palomas
De las que se resignan ante el desamor
Y rezan y consumen lágrimas sobre la almohada
¡No! ¡Yo soy Medea!

JosepMª dijo...

El pájaro de carne
reposa sobre un árbol muerto.
El pájaro de hierro
vuela más alto
y más deprisa.
Están sus picos en paralelas.
Nunca se encontrarán.
La fotografía es preciosa,
de tan limpia.
El texto es culterano,
de tan complejo
La pregunta es tremenda,
de tan simple.
Y no tengo respuesta.

Gracias por hacernos pensar.

Ventana indiscreta dijo...

Sí, Jan Puerta, siempre pendiente, lo cual no es otra cosa que ser una dependiente. Pero hay que optar entre estar pendiente o ser una estatua móvil. Para fotografiar a las aves has de ser, no obstante, inmóvil.
Bueno, que me lío. Tú me entiendes. Acción.

En un poema en castellano titulado MAR Luz Pozo Garza dice:

El mar parece como si dijese:
deja tus pasos libres por el aire,
fomenta las mermadas golondrinas
en los resquicios de tu carne rota.


Abrazos, conductor infatigable.

Ventana indiscreta dijo...

¡Tantas veces te he dicho sobre tu fértil modo de hilar en los comentarios, Xuan!

Deshacerse de lo vano: acojo esa acepción tuya, ya nuestra. Recuerdo de pequeña, en el campo, cuando se cribaba el cereal y el tamo se expulsaba por detrás de las máquinas limpiadoras. Un recuerdo de pequeña pero imperdible. El grano vano que salía. Grano vano no germina. Grano vano, grano vacío.

Te dejo unos versos de L. P. Garza de un poema ya mencionado: HALLAZGO DE MÍ.

Yo grito desde mí. No estoy vacía,
no quiero estarlo nunca, nunca, nunca.
No se repiten nunca las manzanas,
los árboles tampoco son iguales.
Yo quiero este momento que es tan mío,
tan del mundo y del aire, y repartirlo
en trozos, como gajos de naranja.


Besos, Xuan.

Ventana indiscreta dijo...

Ícaro, mira estos primeros versos del poema Amantes de Castrelos

Fora anunciando amor
subitamente
naquel templo traslúcido de ponlas e paxaros
imaxe revelada no ritmo dunha pedra
na amplitude da onda
na viva nervadura dunha folla
nos camelios en flor talvez a mediodía


(Fuera anunciando amor
súbitamente
en aquel templo translúcido de ramas y pájaros
imagen revelada en el ritmo de una piedra
en la amplitud de una onda
en la viva nervadura de un hoja
en los camelios en flor tal vez a mediodía)

Mejor volar sin monotonía.

Ventana indiscreta dijo...

¡Que uno muera y que un soneto cobre tanta vida! Gracias X. por estar al acecho de la buena poesía.

Te dejo este poema longitudinal sobre la muerte y de la autora que venimos mencionando:

Pasos

ando
a escoitar
o susurro da morte
silencio
non me pos medo
non
escoito a morte
non
que dis
falas tan quedamente
un susurro
de pasos
gas sedante
unha gasa
de seda
tan suave
que me dis
non
me pos medo

Ventana indiscreta dijo...

Tomás, fíjate en este paralelismo de palaba y expresión:

Se-que-dad

Sé que das


¿A que sí?

Ventana indiscreta dijo...

Te remito un texto menos culterano de Luz Pozo Garza. Sé que ese texto te gustará.

Abrazos, Josep.

Tomás Rivero dijo...

Esta sequedad (sé que das) lubricada por la generosidad, me gusta mucho más.
Sí, creo que tú sabes que doy. ¿A qué vine si no?

Besos.

manolotel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
manolotel dijo...

Como todo no van a ser nubarrones, a la ortiga de la pregunta provocadora se le puede poner algo de chispa.

La chispa del "Paraqué"

“Paraqué” dice el pájaro, y, la hoja,
repite: “paraqué”, y, el árbol cruje:
“paraqué”, “paraqué”. Con cada empuje
resuena un “paraqué” que araña y moja.
En todo hay “paraqué” para que escoja
cada uno el “paraqué” de su navaja;
un “paraqué” que gruñe y que se encaja
y duele ¡para qué! donde se aloja.
Tu voz nos deja un “paraqué” elevado.
Tan alto “paraque”, que se ha posado
increpando a la garza: “¿Paraqué?”
Ella ve un “paraque” dando la lata
aparta al “paraqué” con una pata
lo ve paracayendo y dice: ¡Y, qué!

Un besote

Ventana indiscreta dijo...

Parabienes, Manolotel por tu son/eto.
Un soneto que se rinde a esa forma de sentir tuya tan gaditana y que se te abre en ciertos poemas.

Pero son estos dos versos los que me gustan:

En todo hay “paraqué” para que escoja
cada uno el “paraqué” de su navaja;


La navaja siempre abre.

Un besote sin paraqué añadido: porque sí.