miércoles, 19 de octubre de 2011

Cocodrilo


Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan
y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas
al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros.

F.G.Lorca, Ciudad sin sueño de Poeta en Nueva York



Cocodrilo en vilo,
la ciudad está manga por hombro,
yacen en los balcones
los ojos de quienes no saben mirar.
De tu río, tu mandíbula y tu sol
quedan pocas copias. Pero no pararemos
de mirar al cielo por si llueve,
que llueva tanto que los edificios
utilicen infinitas bayetas para aliviar
el agua que a tu piel y a mí
nos corresponde.

Cocodrilo verde, Caetano Veloso, de su disco Fina Estampa

9 comentarios:

Sofía Serra Giráldez dijo...

..qué bueno, ¡¡qué bueno todo!!... un besazo , un besazo y gracias por traernos estas piedras preciosas y saber engarzarlas en tan espléndida joya.

Inés González dijo...

Qué lindo este cocodrilo! pero no es en Madrid, me parece...

Miquel dijo...

umm ¡¡que cocodrilo tan grande ¡¡¡

Shandy dijo...

¡Canastos! ¡El Gran Cocodrilo! Me pregunto yo si es Efraín o la portera metamorfoseada ... Pues con ese guardián no hay quien traspase el umbral de la casa, y ya sus moradores podrán soñar tranquilos.
Y lo de mirar para el cielo por si llueve ¿dará resultado? ¿o tendremos que sacar al santo?. Por todos los cocodrilos, que llueva, que llueva, la virgen de la cueva...

Muy feitiño tu Cocodrilo en vilo y muy dulce el verde de Caetano.

Tempero dijo...

Sofía, hay un poema del mexicano Efraín Huerta titulado Tótem de su poemario Estampida de poemínimos que te recomiendo:

Siempre
Amé
Con la
Furia
Silenciosa
De un
Cocodrilo
Aletargado

JosepMª dijo...

Son peligrosas
las lágrimas
de l@s cocodril@s.

Sí,
Federico García Lorca,
es el Grande.

Miserables
son la envidia y el odio,
sin matar.

Horror,
cuando matan.

¿Hay que perdonar?
¿Se puede perdonar todo?

El peletero dijo...

http://fonts44.aminus3.com/image/2009-11-26.html

http://fonts44.aminus3.com/image/2009-11-27.html

Saludos

Ventana indiscreta dijo...

(Por supuesto, los textos son de Lorca)


Sofía:

Pero el cielo es un elefante,
el jazmín es un agua sin sangre
y la niña es un ramo nocturno
por el inmenso pavimento oscuro.

Inés:

La señorita
del abanico,
va por el puente
del fresco río.

(La ciudad del cocodrilo tiene río. Y grande. Un río lleno de fados.)

Miquel:

Por las arboledas del Tamarit
hay muchos niños de velado rostro
a esperar que se caigan mis ramos,
a esperar que se quiebren ellos solos.

Shandy:

La lluvia tiene un vago secreto de ternura,
algo de soñolencia resignada y amable,
una música humilde se despierta con ella
que hace vibrar el alma dormida del paisaje.


Tempero:

Tu vientre es una lucha de raíces,
tus labios son un alba sin contorno.
Bajo las rosas tibias de la cama
los muertos gimen esperando turno.

Josep Mª:

Que ya la cobras silbarán por los últimos pisos.
que ya las ortigas estremecerán patios y terrazas,
que ya la Bolsa será una pirámide de musgo,
que ya vendrán lianas después de los fusiles
y muy pronto, muy pronto, muy pronto.
¡Ay, Wall Street!
..
El mascarón. ¡Mirad el mascarón!
¡Cómo escupe veneno de bosque
por la angustia imperfecta de Nueva York!

Peletero:

He pasado toda la noche en los andamios de los arrabales
dejándome la sangre por la escayola de los proyectos,
ayudando a los marineros a recoger las velas desgarradas.
Y estoy con las manos vacías en el rumor de la desembocadura.
No importa que cada minuto
un niño nuevo agite sus ramitos de venas,
ni que el parto de la víbora, desatado bajo las ramas,
calme la sed de sangre de los que miran el desnudo.
Lo que importa es esto: hueco. Mundo solo. Desembocadura.

JosepMª dijo...

Sofia.
Estoy recitando
tus citas de F.G.Lorca.
Contundente,
hasta el escalofrío.
Es que has escogido de las que cortan...