martes, 31 de marzo de 2009

Diábolo



( Hacer girar la foto)

http://glup2.blogspot.com/

Pedro, un bloguero singular, cuidado con él, que pica de frente y sin peto en el caballo, que se yo que fue torero, que me lo han dicho, pero que creo que si con algo pica es con la palabra (y con algo más) me ha aventado esta entrada sin casi yo querer. Algo tenía yo entre manos con la herrumbre. Juan Benet tuvo otras lanzas, otras muchas lanzas y muertos hubo en la poesía, y cementerios, y poemas que nunca tenían que haber surgido si no hubiera habido tanta muerte: Ajmátova, por ejemplo. Pero la literatura, la buena, la de verdad, porque de mentiras y farsas estamos sobrados y hasta accidentados, muchos alimentados, digo que la buena literatura ha hecho éso: vincular vida y palabra. Ana Ajmátova dentro de su enorme sufrimiento escribió:

No, no soy yo, es otra la que sufre,/
yo no podría sufrir tanto.


Yo he querido dar un poema de muerte en vida, sencillito. Lo tenéis ahí (fue por ti Pedro, el brindis).

Herrumbre y giro

Siempre podré darte
otra postura más cómoda.

Fundarte en otro rincón,
gemirte más allá de los corrales,
angustiarme por tu declive,
o reírme en tu silencio.

Siempre éso y más,
porque aunque los pernios
chirríen y herrumbrados estén,
las puertas nunca agonizan.

14 comentarios:

XuanRata dijo...

Solo había que darle unas cuantas vueltas al diábolo a izquierda y derecha y ya, encontraste la combinación, hiciste saltar la cerradura.

Qué momento tan raro y que foto tan hermosa.

Pedro dijo...

Es más, Ventana indiscreta, que además de torero soy un caballero, de los antes, de los que se quitaban el gabán y lo extendían sobre los charcos para que la linda dama pasara sin apuro ni humedades indeseadas, un caballero sin caballo, un caballista sin corcel, un cabalista que trata de entender el vuelo de las aves, la caprichosa caída de los huesos del gallo, el ritmo asíncrono de las mareas y no, ya no se lleva, el pueblo quiere sangre, el pueblo quiere lío, menos educación y más bronca ¿qué pasa?, que estoy esta mañana esperando a un ascensor, llega y a mi espalda una señora, “pase, por favor”, le digo, “pase usted”, me dice, y me tiene hasta el séptimo piso afeando mi gesto pasado de moda, que qué me creo yo, que si machista, que si tal, que si cual, y no me ha dado dos hostias de milagro, ya ves, Sofía, ¿dónde vamos a parar?, ya nada es como era, ni yo mismo soy como era, que veo un toro y me tiemblan los calcañares, que se me ondulan los parietales, que noto un no sé qué a la altura del esternón y solo quiero correr, sin pelea, sin capote, también sin rencor ¿eh? que a mí los toros me han dado todo lo que soy, aquellos paseíllos, aquellos descabellos, el bocadillo de media mañana con los monosabios, el botijo en la canícula, el espanto de cenar rabo –de toro- que la señora Julia preparaba tan bien con una receta de su difunta abuela, el puntillero tuerto que casi fue mi suegro, aquel novillo al que tome cariño, qué ojos, madre, que me miraba y me recordaba a una novia que tuve en Galapagar, si ya lo decía tu admirado Juan Benet, " El escritor a medida que va conociendo los clásicos su entusiasmo por lo no existente empieza a decaer y va cobrando, en cambio, envergadura un cierto gusto por las cosas que se han dicho; aun cuando prevalece la vocación (y aquel sentimiento de inquietud), la lectura y el conocimiento alteran el concepto de su propia necesidad; el mundo se va haciendo más completo, los huecos no son tan grandes ni tan numerosos como en un principio se había presumido y las fuentes de la inspiración se hacen más menguadas y esporádicas porque aquellas aguas caudalosas que han servido para fertilizar las vegas más fértiles, han sido ya exhaustivamente aprovechadas. ", estas cosas decías, y también, sobre escribir, "A mí me entretiene, y es un entretenimiento muy barato, intenso y constante", pues mira en eso coincido, que es barato y agradecido, sino mira tú, tan bella, tan llena de gracia, tan espabilada y recomendando a aprendices de nada con el único mérito de tener abierto un blog, bueno y los ojos, y los oídos, y las ganas inmensas de contar, escribo para leer, para que me lean, porque no me pasa lo que me pasaba y la rabia me impulsa a compartirlo, y la envidia hacia quién le pasa, pasa que una vez estuve enamorado, y otra, y otra y así nos va que entre amores, desamores y escrituras pasan los días y no somos nada, yo sí soy, agradecido, gracias por tu mención, beso todas tus manos. Y un pie.

Camarandante dijo...

...me gustó eso de las puertas nunca agonizan.

Bueno tu poema, te mando abrazos!

Inés González dijo...

Sin más: Precioso!
Me ha gustado mucho Sofía.

Shandy dijo...

Sofía, la primera impresión al contemplar la primera foto fue: una guillotina! ya, que no que no... Digo "impresión". Y no puedo evitar ver la segunda y pensar en el "Garrote vil"! jo con las impresiones,tía, que a ver porque veo yo instrumentos de tortura. Sicoanálisis, tú. Pues mira aún sabiendo que es una herrumbrosa cerradura ( por diosss, no miren este comentario, glups... que veo a Don Pedro Glup con esa viscera abierta y me entran temblores, que ya intuía yo que tuvo un pasado torero... Hay que ver como torea, Mu, y como pisa este vasco moreno que me da un mapa mundi de Bilbao y yo le ofezco el de mi pueblo, que pa vaca yo, el totem de esta terra,que le robé una a Manuel Rivas y ni se enteró, ay Manuel, perdón, perdó. Ya sé que Fuíste a a Sargadelos a comprara otra y te la cambiaron por una de esas urbanas de la exposición Cowparade! y es que te dan gato por liebre y guillotinas por pechaduras...
Abur, Sofía. Fue el Diábolo que dio muchas vueltas.Perdínme, ato...

Merce dijo...

Sofia, que buen partido sacas de cualquier lado a donde mires. Cuanto me queda por aprender...

Biquiños :)

ybris dijo...

Los que nos calentamos desde hace ya tres años al amor de las palabras de Pedro no necesitamos recomendaciones: es un excelente escritor con un deje al fondo de excelente persona.
Me alegro de que a ti también te inspire.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

XuanRata:

La foto no es rara, es ocasión, como muchas. Mi hijo estaba trasteando por allí y era una foto difícil por la escasa luz y por la utilización del macro. Le dije (a mi hijo) que se apartase pero, mira por cuánto qué giro más inesperado.

Besos acechantes.

Ventana indiscreta dijo...

Pedro:

Después de que han sonado los clarines, de que casi te pica la mujer del ascensor, de que te has marcado unas chicuelinas ajustadas has entrado al natural, has hocicado bien la palabra en el terreno bloguero, ¡¿Y cuándo no lo haces?! ¿Quién es es osado que te ha de entrar a matar, eh, dímelo? Eh, un momento, pañuelo naranja, que te indultan Pedro, a seguir corneando que más cornás da la vida.

Un besazo y aúpa el verbo (y la carne).

Ventana indiscreta dijo...

Camarandante:

¿Te gustó?
Me alegro. Las puertas siempre abiertas.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Inés:

Si tú lo dices que entiendes, me lo creo.

Besos de palo.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

Ato... A to haces, a la tortura, al yerro, al trapo, a la trapa Paca.
Atópame que me atoo.

Anda que no estás tu resbalona ni na. Corre, rumia y muge en la herba.

Besos ató...nitos.

Ventana indiscreta dijo...

Merce:

¡Cuánto NOS queda por aprender!, a tod@s!

Batibiquiños.

Ventana indiscreta dijo...

Ybris:

No sólo me inspira sino que me siento rabiada por su forma de concebir la palabra como fin.

Besos idóneos.