jueves, 5 de marzo de 2009

Arrullo



Mariposa en reposo.
Mariposa en prosa, en arrullo, en poema loco.
Creí verte en su cabeza, enredada en su gorro.
Ahora estás mimetizada en ese tronco, toma aire, no te accidentes.
Siempre sabes los caminos del campo, el reguero de las flores.
Contento estoy de verte pensando cómo regalarme un vuelo.





Pablo Neruda (De 'Veite poemas de amor y una canción desesperada')

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto

15 comentarios:

Macachines dijo...

Hermosa la imagen y la poesía.
Te regalo aquí una mariposa en movimiento:http://www.youtube.com/watch?v=m2jA7N_dJXc

JosepMª dijo...

Llevo unos dias agotadores.
Busco en tu blog un poco de alivio...
Y me encuentro esta foto.
Qué (frágil) belleza!
Qué azules!!
Y está viva!!!
Cómo es posible que un ser (racional) humano pueda clavarle una aguja y encerrarla en una caja de vidrio?

Mi especie me descorazona.
Apenas me consuela encontrar, de vez en cuando, alguna persona (sincera) que mira a mi mismo horizonte...

Neruda es uno de mis favoritos.
-Ay, que lo que soy siga existiendo y cesando de existir...

Sofía, hoy, especialmente.
Gracias por tu blog.

Shandy dijo...

No entiendo mucho de fotografía, Sofía. Pero me parece un buen primer plano, no sé como se puede conseguir, supongo que con algún tipo de objetivo especial? La mariposa es tan bella como tu texto. Neruda y Diego Carrasco completan el arrullo. Aunque Diego Carrasco se me confundía con una hiedra musical.
Un beso :)

Paco dijo...

muy buena imagen y acompañamiento de esta.

saludos

Ventana indiscreta dijo...

Macachines:

Gracias por esa mariposa revoloteante y tan en contraste con la mía en reposo.

Saludos a Basardilla y su granito.

Ventana indiscreta dijo...

JosepMª:

Sólo te digo que la eternidad de ese verso se pueda trasladar a nuestros ríos y a nuestra naturaleza. De acuerdo con tu descorazonamiento.

Habrá más mariposas, más.

Muchos besos sinceros.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

No entenderás mucho de fotografía, pero sabrás apreciar una buena fotografía, ¿no? Te voy a revelar el secreto: ¡¡Qué estaba quieta!!

Con las hiedras musicales hay que tener cuidado, a veces se le enredan a una y no las puede abandonar por placenteras.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Paco:

El acompañamiento de Diego Carrasco me parece sublime, como todos sus trabajos.

Besos encielados.

Merce dijo...

Una "bolboreta" :) me gusta, te estaba esperando y la has recompensado con un bonito poema.
Naturaleza viva, mariposa y arbol, y ademas alimentada por tu camara para que nosotros la disfrutemos.

Biquiños :)

Araceli dijo...

Robert Schumann en 1831 tituló su opus 2 para piano precisamente "Papillons" (mariposas), en lugar de los títulos habituales de la herencia que venia del siglo XVIII (Sonata, Suite, fantasía...). Un montón de pequeñas minuaturas que, locas y llenas de encanto poetico, va revoloteando sobre el teclado del piano y dentro de nuestra alma. Ni Beethoven se hubiera atrevido a utilizar un título como ese.

Ventana indiscreta dijo...

Merce:

A una niña gallega le oí una combinación galaico-castellana: Batiposa.

Más mariposas volarán por aquí.

Biquiños.

Ventana indiscreta dijo...

Araceli:

Vienes arrimando tu buen oído y caso le haremos en otras entradas.

Muchos besos, Araceli.

José de Braña dijo...

La misma misteriosa tranquilidad, como un arrullo... así mismo se siente lo que aquí has escrito.
Para la muerte y para el amor, el mismo gesto dulce, como el posado en el árbol de esta batiposa ;-)
Gracias por cada una de tus entregas.
Un abrazo enorme.

Ventana indiscreta dijo...

José de Braña:

La misteriosa tranquilidad. Pues sí hoy ha de considerarse así cuando debería ser lo contrario: la normal tranquilidad o, simplemente, tranquilidad, sentirse uno no perturbado por nada.

Besos acechantes.

Alyka y el Objetivo dijo...

Muy bonita!