sábado, 18 de febrero de 2012

Arneses

Icaro sobre el Empire State Building es una de las fotografías de las muchas que se exponen en la Fundación Mapfre en el paseo de Recoletos 23, Madrid. Su autor: Lewis Hine. A este fotógrafo le encargaron seguir fotográficamente la construcción del Empire. En todas las fotos los currantes muestran sus músculos y no por expreso deseo del Hine sino por estar prendidos a trescientos y pico metros de altura a pelo, sin ningún arnés posible. Vamos, que a estos trabajadores les iba la vida en sus brazos. Hine, desde luego retrató socialmente a muchas personas. Nada de señoritas de la alta sociedad. Pasen a ver la exposición si pueden.


Sobre esta fotografía tengo yo mi particular interpretación:


Que el mundo se salte a la torera
los rascacielos, que mire desde abajo
el horizonte, que agarre una liana
para hacer un verso en forma de péndulo,
que se suba a un monte para detallar
cada una de las casas bajas, cada tejado,
que el mundo se tumbe a la bartola,
que el circo sea el detonante de la altura,
que Johnny Weissmüller se vista de Tarzán,
que el grito sea voluntario y el músculo un abrazo.
No pido nada, sólo una lista de distracciones.


List of distrations, Fionn Regan de su disco 100 acres of Sycamore

5 comentarios:

icaro dijo...

¡qué Ícaro tan diferente al de Redon y como la vida los ha reunido en la misma sala de exposiciones!

la de cosas que hacen con "uno" cuando la palma, puede suceder que hasta hablen bien de ti y junten a un Ícaro físico (físico por lo tangible, por el músculo y por lo currante) con uno inmerso en el mundo de los sueños y los vuelos, vuelos sin las lianas de acero de la construcción ni las arbóreas de Tarzán

que la lista de distracciones no nos distraiga de cosas importantes, como los versos péndulos que nos rozan a cada golpe y los abrazos buenos, ésos que se dan sin arneses y sin red, con el vértigo justo y necesario que hace cosquillas, si no en 100 hectáreas por lo menos de la coronilla a los pies

me quedo con esa fotografía última, en la que se confunden los dos Ícaros

XuanRata dijo...

Sabia Sofía, explota en tus ojos la diagonal y los rascacielos se ponen a bailar, la jungla de cristal por fin de verdad.

JosepMª dijo...

Espacio.
Tiempo.
Dos facetas del mismo Absoluto.

Aquí, lo único Relativo
es el Ser Humano.
Necesitamos relativizar
para intentar comprender.
Y, ni aún así.
Relativos
y Mezquinos.
¿Podremos, tal vez,
fundirnos
en ese Absoluto que es Todo.
Que no se puede abarcar
ni en metros,
ni en segundos,
ni en átomos?

Me cago en la Física Atómica.

Y, en cuanto
a la Física Cuántica,
me lo estoy pensando...

¿Para qué jolgorio
la querrán?

Vamos por mal Camino.

manolotel dijo...

La foto:impactante
El poema: demoledor y triste
La música: apacible
La letra: a 30, 60 y 90

Besote, reina de la morería :-)

Ventana indiscreta dijo...

Gracias a los cuatro (Manolotel, has llegado justo cuando he salido de mi cueva cibernética). Entro con nuevos bríos y con la cadena desatada.

Besos a todos.