jueves, 29 de septiembre de 2011

Vado


Ja! Cuánto engaño. Que si toma este producto, que si el otro, que si el aceite de oliva virgen extra tiene antioxidantes, que si las catequinas y el té verde , que si las zanahorias, que si las isoflavonas, que si los taninos y el vino tinto. Que no, que el mejor antioxidante es el disfrute, disfrutemos de cada instante esta noche....hay señales que indican otra dirección... Pues lo dicho, que si para nosotros un paso de carruajes constituye un vado, para el Tiempo, tenedlo en cuenta, nosotros constituimos su vado. Y al final el óxido es como una lágrima permanente. Así que, con respecto al Tiempo, no paguen vado. Simplemente disfruten.


Este último encuentro, DELUXE, de su disco Reconstrucción.

4 comentarios:

Miquel dijo...

se nos jodió la señal .....el tiempo lo puede todo

Ventana indiscreta dijo...

Es una severa institución, sí, els temps.

Salut.

El peletero dijo...

El mundo siempre ha estado lleno de charlatanes que nos quieren vender elixires curalotodo, serían graciosos si no fuera por sus crédulos clientes que no soportamos vivir en la realidad.

El óxido también puede ser una pincelada y las lágrimas un rastro.

Saludos.

Ventana indiscreta dijo...

Creo que mi padre echaba cocacola en los tornillos oxidados para aflojarlos. A mí siempre me pareció increíble, pero funcionaba. Y pensé: ¿sabría de ante mano ésto la multinacional?
Te noto crujido, X.

Todos lo rastros del óxido en los metales me fascinan. En lo humanos no.

Besos.