lunes, 3 de enero de 2011

Alforjas


Avanzábamos por la garganta del Toldra. Famosa garganta por las altas paredes de hasta trescientos metros que la ciñen. Subían muchos camiones vacíos hacia la montaña para recoger a las cabras y ovejas. Comienza la epoca fría del Atlas y el ganado pasta en los llanos. Los bereberes que habitan arriba también bajan. Los medios que usan ya los veis.
Suelo ser prudente a la hora de hacer fotos a la gente. Prefiero ocultarme o disimular. Pero en este caso era obvio que no podía dejar pasar la oportunidad de captar algo que allí es tan normal y que aquí, visto con nuestros ojos, nos puede causar hasta lástima. Pero no diré yo ahora lo que más lástima me causa, tan sólo diré que esa foto para mí es pura emoción, encajarse en los medios más dignos de transporte, aunque éstos hayan evolucionado mucho. El niño ni se inmutaba, iba feliz. El río bajaba escaso. El eco allí era alto.
La dimensión de la vida se amplía continuamente: una gran certeza de lo escasos que somos.

4 comentarios:

Miquel dijo...

Una foto que me recuerda a mi pueblo hace 50 años ...

virgi dijo...

Pasamos por esa belleza hace largo tiempo, pero no encontré una ternura tan amplia y tan serena.
Un abrazo.

El peletero dijo...

Según la RAE, la acepción más importante de “alforja” es la de “especie de talega abierta por el centro y cerrada por sus extremos, los cuales forman dos bolsas grandes y ordinariamente cuadradas, donde, repartiendo el peso para mayor comodidad, se guardan algunas cosas que han de llevarse de una parte a otra.”

Es bonita la idea de transportar los pesos en una especie de balanza que los equilibre aunque el corazón siempre esté descentrado, y el hígado más.

Gracias por el post anterior.

Saludos.

Ricardo Miñana dijo...

Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica
pase de largo.

¡¡Feliz año 2011!!

Un abrazo.