lunes, 30 de agosto de 2010

Ratón


Os he de confesar que tras el bolso de Virgi hay un enorme ojal y un desmedido ratón que saca en clase cuando los niños huelen demasiado a queso. Y también, debajo de ese bolso hay una clara intención de reciclaje donde costura, inventiva y consumo racional se aunan.
Allí, en Tenerife, mientras cenábamos en un guachinche, en La Perdoma, vi cómo el bolso insinuaba movimientos peristálticos cuando a los comensales de al lado les traían queso palmero a la plancha con mermelada de tomate y fresa: el desmedido ratón, Ton, Ton.
Salud y ganas de comer, Virgi.


Virgi y su bolso en La Orotava, Tenerife, 30/07/10



Debajo un botón, ton, ton
que encontró Martín, tin ,tin
había un ratón, ton, ton,
¡ay! que chiquitín, tin, tin.
¡Ay! que chiquitín, tin, tin,
era aquel ratón, ton, ton,
que encontró Martín, tin, tin,
debajo un botón, ton, ton.

Es tan juguetón, ton, ton,
el señor Martín, tin, tin,
que guardó el ratón, ton, ton,
en un calcetín, tin, tin.

En un calcetín, tin, tin,
vive aquel ratón, ton, ton,
que metió Martín, tin, tin,
el muy juguetón, ton, ton.

10 comentarios:

ybris dijo...

Ya me hubiese gustado constatar la magia de ese bolso y la vuestra.
Si aún la vas a ver déjale un fuerte abrazo de mi parte.

Besos veraniegos aún.

Inés González dijo...

Precioso el bolso de Virgi! como precioso presiento el encuentro, estas cosas alegran el alma, tiempo escribiéndonos, dejando comentarios, disfrutando de las entradas y creaciones para luego vernos las caras, las manos y los ojos. Me alegra que se hayan conocido. Un abrazo muy fuerte.

ñOCO Le bOLO dijo...


Y yo en tierra firme mientras tu virgineabas.
No vale. La próxima vez avisas.
Y llevaré queso

un beso

CR LMA
________________________________

Porverita dijo...

Yo me apunto a comerlo... -el queso, no al ratoncillo de Martín.

virgi dijo...

Sofía, preciosa, aquí me tienes cantando con Rosa León.
La pena es que no tuve tiempo para enseñarles los numerosos ratoncillos que esconde mi bolso. Me quedé tan contenta de encontrarlos, que perdí las ideas...o tal vez me las mordisquearon los roedores.
Pues eso, uno de cada color, según los botones.

Besitos, preciosa. Y ya sabes, a repartir.

Ventana indiscreta dijo...

Ybris:

Cuando se pase por Madrid le haré saber a Virgi que traiga dicho bolso para que constates su magia.
Y va en serio. Comentamos tu rastro certero por estos predios blogueros e imaginamos tu persona.

Besos bajo una mañana deliciosa pasada por una tarde (la de ayer) por lluvia.

Ventana indiscreta dijo...

Inés:

y preciosa su vitalidad, su alegría, su rostro, sus gafas, y su moreno perenne, natural.
Cierto que el alma se alegra con poco.
¿Recuerdas cuando no vimos por primera vez tú y yo?

Abrazotes.

Ventana indiscreta dijo...

Algial:

La próxima vez te aviso y nos vemos, por ejemplo, en Carmona, pero la de Cantabria y te llevas queso de Tresviso. Virgi es buena comedora, te lo advierto.

Ventana indiscreta dijo...

Porverita:

Hay roedores que se comen. En Cuba, las jutías se comen. Pero yo prefiero queso manchego y una buena cerveza fresca.

Ventana indiscreta dijo...

Virgi:

ya sabes que hay ratoncillos de laborarorio a millones y de todos los colores. Pero doy fe que los que debes de llevar en tu bolso son ratones del color que tú los imprimes.

Reparto besos a diestra y a siniestra, preciosa.

Uno lo reservo para ti.