martes, 20 de octubre de 2009

Clavel




Amig@s, que una eche sapos y culebras por la boca y en privado nada quiere decir. A la hora de escribir me adecento y me lavo la boca. Que ningún rastro de bruja quede, que todos los conjuros se queden bajo tierra. No sólo disuado a las culebras. A este sapito le tuve que decir, anda hermoso, a la cuneta, que la fresca mañana ya va calentando. Había llovido en los inicios del verano y a la mañana el sapito acudió al camino. Buenos días. Son animales, los sapos, que están en peligro de extinción, son sensores de nuestro clima y, además, comen insectos y moscas, que sobran. Son animales a los que tengo mucho cariño y a los que no dudaría en entregarles un clavel, una rosa o una espiga. Y no por desesperada, sino por mi amor hacia ellos. Hala, aparta, que no te pillen.




Carlos Cano/José Menese


GACELA DEL AMOR DESESPERADO

F.G.Lorca

La noche no quiere venir
para que tú no vengas,
ni yo pueda ir.

Pero yo iré,
aunque un sol de alacranes me coma la sien.

Pero tú vendrás
con la lengua quemada por la lluvia de sal.

El día no quiere venir
para que tú no vengas,
ni yo pueda ir.

Pero yo iré
entregando a los sapos mi mordido clavel.

Pero tú vendrás
por las turbias cloacas de la oscuridad.

Ni la noche ni el día quieren venir
para que por ti muera
y tú mueras por mí.

12 comentarios:

virgi dijo...

Ya veo que va de animalillos, tiernos e inofensivos. Bueno, la culebra a mí me impresionaría mucho, debe ser la falta de costumbre. El sapo es una monada, como un botoncito de flor que nace de la tierra.
Besos marrones, como el otoño

Shandy dijo...

Uf, manchega, la de tiempo que hace que no veo un sapo por los caminos. Este tuyo está bien mimetizado, caramba, que hasta en la piel le ha salido un vermejo sarpullido con incrustaciones de pedrería. Vamos, una joyita para prender en la solapa junto al rojo clavel en el ojal.

Para amuelarte, te dejo un rastro de conjuro de bruja:
"Cobras e sapos,
curuxas e ratos:
fóra das miñas veigas"!

Pero tranquila, señora, que aquí, además de meigas, también hay poetas que le cantan a los sapos:
Vai o sol na furada. Os sapos preguiceiros cansados baixo as pedras de estar acochadiños,
salen a tocar a frauta ás beiras dos camiños e escóitanse nas regas os grau grau barulleiros
das rás.
Xosé Crecente Vega
(Claro que con Lorca, no hay quien pueda: "Yo iré entregando a los sapos mi mordido clavel", toma sapo!)

Merce dijo...

Los sapos a mi no me molestan en absoluto, tampoco interrumpo su camino, me gusta ver la direccion que van a tomar y... recuerdo una pequeña prediccion del tiempo que me enseñó mi padre :)

Hace años fueron noticia de prensa dada la alta tasa de mortalidad de estos animalillos en las carreteras. Te dejo el recorte.

http://www.lavozdegalicia.es/hemeroteca/2006/05/03/4741778.shtml

ybris dijo...

Larga vida a los sapos.
Claveles lorquianos les sean siempre ofrecidos.
Les son desfavorables las apariencias pero hay que saber distinguir lo importante de lo accesorio.

Besos.

JosepMª dijo...

Los conceptos de _Belleza_ y _Fealdad_ son subjetivos.
Y en Zoología, más.
Para su desgracia, los sapos, están asociados (en el subconsciente colectivo) a l@s hechicer@s.
Y al Basilisco.
Algún día os explicaré como quitaba las verrugas una (que en paz descanse) de las brujas de mi pueblo.
Hoy no, que me noto el estómago delicado.
...
¡Cuánto te agradezco la canción!
No la conocía:
Carlos Cano.
José Menese.
Y la 3ª Gacela de Federico García Lorca.
¡Ahhhh!
No sabría decir cual es la (Gacela) más desgarrada de las doce...
...
Shandy dijo:
_Claro que con Lorca, no hay quien pueda_
...
Este bloc es un bálsamo.

Miradme al menos dijo...

Hace mucho tiempo que no veo uno, pero,de niño, los cogía a pares. A´mí es un animal que me gusta. Es tranquilo y bueno, como las salamanquesas. Es como si fuera el contrapunto de las ranas, no sé, su alter ego.
Si Federco levantara la cabeza, el poema te lo hubiera hecho a ti.
La forma como hilas las entradas me encanta. Así que no pares...
Un abrazo

Ventana indiscreta dijo...

Virgi:

Cuidado, nadie es inofensivo si lo atacan. Ni el gato tuyo. Pues sí, el sapito era una monada. Recuerdo de pequeña los sapos grandes que se veían por las noches y que presagiaban lluvia. Apenas se ven. Y, ¡fíjate como los llamaban!: ESCUERZOS. Oigo escuerzo y se me ponen lo pelillos de punta.

Besos ¡Oh!-Cres, como el otoño.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

Y tiempo que yo no veía uno chiquito. En Cuba escuché en la parte trasera de una casa un GRAU GRAU enorme. Me dijeron que pesaría un kilo. Válgame lucifer. Pero calló.
¿Has probado algún conjuro?

Oye, ya veo que tu ordenador tiene un ojo que amplía mucho la piel de las cosas: incrustaciones de pedrería.
Conserva ese ojo ciclópeo y un beso que te mando.

Ventana indiscreta dijo...

Merce:

803: dióssss que cifra más espantosa.
Ya veo/leo la noticia y cómo consideran a vuestro entorno:

'el entorno, ese ente difuso que en Galicia es sinónimo de riqueza natural y paisajes imposibles.'

Tenemos los políticos más ineptos que conozco a los que el medio natural les entra como fachada en la mayor parte de los casos.

Gracias por la noticia. Aunque no rezo, lo haré si con ello evito que un sapo muera por ir a hacer lo más bello: aparearse.

Batibiquiños.

Ventana indiscreta dijo...

Larga vida antes que a los reyes.
Entre los juncos andan de maravilla, en su frescor, en sus huras.

¡Que vivan y que nosotr@s seamos su devot@s!

Ventana indiscreta dijo...

Josep Mª:

Nos debatimos entre conceptos cuando debiéramos debatirnos entre la lógica de la sensatez. Observar más lo ya conocido, lo ya sabido- Y sobre todo respetar.
¿Qué animal o planta no es beneficioso? ¿Qué ser humano no es perjudicial? Ahí te dejo esas minipreguntas.

Ya nos contarás cuando andes mejor de estómago lo de las verrugas. En mi pueblo, una señora te mandaba hacer tantos nudos en las retamas como verrugas tuvieses. Rezar un padrenuestro y hala. Y funcionaba. No me digas porqué.

Diwan de Tamarit: una genialidad, abusaré de él, musicalmente.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Miradme al menos:

Ya tienes uno delante.
Ójala me hubiera dedicado algún poema, pero con disfrutarlos me conformo. ¡De haber vivido Federico!, qué grandes nos hubiera hecho, aun haciéndonos ya.

Algún día te enseñaré el huso y la rueca que tengo detrás del ordenador. Te lo prometo.

Gracias y besos.