jueves, 22 de octubre de 2009

Arpón







Llegaba al cielo y me enfurecía. Esta frase dicha así podía tener cabida en una novela acotada/acortada por lucifer. Pero nada tiene que ver con una novela y sí mucho con lo endemoniada que me ponía cuando llegaba a los grandes cielos de los puzles de paisajes que antes ensamblaba. Y es que no te lo ponían nada fácil. Cielos pulcros y azulones sin ningún contratiempo, algo que rompiera su monotonía. ¡Anda que no tardaba! Si al menos, si al menos hubiera navegado un gran pez mientras yo construía. Pero nada. Pero lo que sí aprecié, pasados muchos años, es lo que vi evolucionar: y es que ves, intuyes y paras. Ves una ballena como podrías haber visto un ñu, o un buey volando. Te paras a ver porque sabes que el viento lo derivará hacia otras formas cada vez más perecederas. Y en dos minutos lo que te pareció una ballena resulta ahora un cuerpo extraño. Lo importante en estos casos: tener los ojos cargados con un buen arpón y cazar a aquéllo que no resulte dañado.





Un Cielo Para Los Dos

Lágrima Ríos

Composição: Enrique Dizeo

Nadie puede darte mas ternura,
nadie, nunca nadie más que yo
porque estoy plenamente convencida ¡ay!
que todo es “un cielo para los dos”.
No hay un día ni una noche
que me quede sin decirte
qué feliz estoy viviendo
con tu beso embriagador.
Mi madrecita santa
te idolatra, te bendice
al saber que su hija buena
encontró su verdadero amor.
Gracias mi estrellita, muchas gracias,
por haberme dado su querer
tu querer tan sincero y tan profundo ¡ay!
que guardo en lo mas hondo de mi ser.

No hay un día ni una noche
que me quede sin decirte
qué feliz estoy viviendo
con tu beso embriagador.
Mi madrecita santa
te idolatra, te bendice
al saber que su hija buena
encontró su verdadero amor.

13 comentarios:

JosepMª dijo...

Moby Dick está en el cielo.
¡Qué alegría!
¡Qué fotografía!
Ya la tengo como fondo de pantalla.
Para dias...
Cada vez que abra el PC,
soñaré.
Solo un ratito...
...

En la entrada anterior
demandabas
lógica y sensatez.
Y Respeto.
Angelit@

Ventana Indiscreta dijo:
_¿Qué animal o planta no es beneficioso?_
Hermano animal.
Hermana planta.
Madre Tierra.
Angelit@ (bis)

Cordialmente.

Ñoco Le Bolo dijo...

• con la mirada atenta…

• El arpón de mi mirada pilló un pato mirando a la derecha. No contento, decidió disfrazarse de nube... si pasó desapercibido.

• saludos CR & LMA
____________________________

Shandy dijo...

Manchega,vaya cetáceo sobrevolando los mares celestes!
Frágil capricho que se desvanece en un aleteo de viento. Fugaz, perecedero, como casi todo lo bello.
Suerte que tú estabas en las nubes.Y yo pasé que por aquí(sin arpón en la mirada)
Besos de ballerina

Capitán dijo...

Bonito cambio

La sonrisa de Hiperión dijo...

Veo que últimamente te encanta levantar la cámara hacia arriba y mirar ese cielo salpicado de nubes...

Saludos y un besazo

Ricardo dijo...

Además de admirarlas y agradecerte el trabajo, poco se puede decir.
Unas imágenes fantástica.
Saludos

Ventana indiscreta dijo...

Josep Mª:

Intrigado me tienes con esa Angelit@.
Espero que esa nube no se haya trasladado ni al Japón ni a Noruega. Ahora, por lo visto, está muy de moda comer sushi de aire.
Contigo, el 'alenar' está asegurado, y si no, a medias.

Cordialidad: ¡qué palabra!

Abrazos.

Ventana indiscreta dijo...

Algial:

¿Se trata del patito feo?
Ése no pasó desapercibido en mi infancia.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Capitán:

Propiedad conmutativa:

Cambio bonito.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

Frágil capricho que se desvanece en un aleteo de viento. Fugaz, perecedero, como casi todo lo bello.

Dicho así, sin la imagen, parece que abarcase muchas cosas de la vida. ¿Qué no es fugaz, perecedero?
En 'Las nubes' suelo estar de vez en cuando y si son en las de CERNUDA mejor:

SCHERZO PARA UN ELFO

Delicada criatura:
No deseo a mi voz
Que turbe el embeleso
Amarillo del bosque,
Tu elemento nativo,
Por los troncos oscuros
Sustentado hasta el cielo.

Yo quisiera, por este
Atardecer traslúcido,
Denso tal un racimo,
Trazarte huella o forma,
Pulsando ramas, hojas,
Tú con el viento en duda.

Difuso aroma, vagas
Con paso gris de sueño,
Te pierdes en la niebla
Que exhala del estanque,
Pensamiento gracioso
De un dios enamorado.

Inspiras todo el aire,
Bajo tu magia abre,
Como una flor, tan libre,
El deseo del hombre
Con un alto reposo
Que alivia de la vida.

Siempre incierta, tal eco
De algún labio, a lo lejos,
Entre aliso y aliso
De nórdica blancura,
Vibra tu esbelta música
Y en un fuego suspira.

¿Acaso el amor pesa
A tu cuerpo invisible,
Y sus burlas oscuras
Sobre el mundo recuerdan
En ti, anhelo eterno,
A nosotros efímeros?

Sonríe, dime, canta,
Si eres tú ese arrebato
Que lleva hojas ardientes,
Dejos de tu guirnalda,
Con pasión insaciable
A realizarse en muerte.

¿Mueres tú también, mueres
Como lo hermoso humano,
Hijo sutil del bosque?
Te aquietas por el musgo,
Callas entre la niebla,
Alguna nube esculpe,
Iris de leve nácar,
Tu hastío de los días.

Aún creo ver tus ojos,
Su malicia serena,
Tras las desnudas cimas,
Por el aire, profundo
Y ya frío, con la noche
Que imperiosa se calza.

Ventana indiscreta dijo...

La sonrisa de Hiperión:

También suelo bajar la cámara de vez en cuando. Pero, ya ves, caprichosa que soy, la mantengo en alza.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Ricardo:

Gracias.
No sé si decir algo más, sí, en cambio, imaginar.

Merce dijo...

y recuerdo que de pequeña jugaba a buscar formas nuevas entre las nubes, ahora he perdido esa costumbre... habrá que recuperarla de nuevo, era divertido :)