jueves, 14 de enero de 2016

Brillo


Caminé ese camino
me encontré con su brillo
esa es una verdad...

Julieta Venegas 



 


No son las manos de Julieta Venegas las que tocan ese Honner. Son otras más grandes y tirando a varón. Meter música Rumana en Lisboa, de esa viva, de esa de enseñar dientes de oro, es como sacar brillo al mosaico pétreo que tapiza toda la ciudad. Lisboa por momentos es como una cadena montañosa de saudade, niebla y fados. Por eso el sol, el brillo y las corcheas arrebatan los oídos y atrincheran al musgo. Hay veces que sólo te haces una pregunta: ¿cuántas veces habrán pasado las manos por esas teclas?


Ese camino (Julieta venegas)

3 comentarios:

Juan Carlos Gargiulo Blanco dijo...

Preciosa entrada a tu ventana indiscreta, aqui te dejo un enlace de música que me hace vibrar también quizá por ancestros italianos-judíos que quien sabe cómo se manifiestan en mi: https://www.youtube.com/watch?v=LCUv9W0ViRc

Ventana indiscreta dijo...

Gracias por ese enlace tan delicado del himno gitano Gelem Gelem.

Mira esta versión cantada por Esperanza Fernandez y el pianista Dorantes: un lujo.

https://www.youtube.com/watch?v=q_nE60JVMBg

Gracias por tu visita.

XuanRata dijo...

Lisboa es un lagarto tomando el sol a la orilla del Tajo. La música le hace cosquillas pero no se moverá hasta el próximo terremoto.

Besos.