domingo, 12 de febrero de 2012

Juliana


Cualquiera lee esta noticia: Desperdicio masivo de alimentos; o esta otra: Europa desperdicia un tercio de los alimentos (pinchando se abren los enlaces), decía que cualquiera lee esas noticias y acojona. Si yo apenas tiro alimentos se supone que mi vecino, es un decir, llega a tirar 358 kilos. Lo que tienen las medias. Una, por ejemplo, no come huevos y otro come dos y, matemáticamente es como si comiera uno dentro de la población.
Lo cierto es que cuando leo estas cosas y encima compruebo como llega un trailer para descargar 30000 kilos de nabos, puerros y zanahorias me entra una desazón que no puedo. Decid algo, por favor, quemad vuestro interior, arrancad el deseo masivo de pertenecer a otro lugar, no se...
La de sopas juliana que se hubieran hecho, por ejemplo.


100 Acres of Sycamore, de Fionn Regan de su disco homónimo.




15 comentarios:

Macachines dijo...

hay una hermosa película de Agnes Varda: los espigadores y la espigadora. http://www.youtube.com/watch?v=gcduo8-GjFs

Habla de otra manera de vivir....

Miquel dijo...

que bárbaros ¡

Shandy dijo...

Demasiada soberbia, demasiada...

JosepMª dijo...

Llevo un tiempo
(bastante)
de mala leche.
El dolor personal
y la miseria social
se combinaron.
He perdido la esperanza
en la especie humana,
y soy parte de ella.

Europa desperdicia
un tercio de los alimentos.
Entre otros horrores mundiales.
Sin perdón.

Esta canción
del trovador
Fionn Regan
tiene sabor amargo:

Rise up, brother.
Rise up, sister.
Levantaos, hermanos.

Si aún podeis...

XuanRata dijo...

El principio del máximo beneficio conduce (necesariamente) al máximo desperdicio. ¿Qué pueden decir a esta evidencia nuestros grandes economistas? ¿Y qué podemos decir nosotros? Las palabras están agotadas, hartas. Y los oídos convenientemente cerrados.

manolotel dijo...

Un grupo de jovenes gaditanos (La Fabrika) cercanos a las tesis anarquistas hicieron una actividad pública consistente en una comida gratis con productos (frutas, verduras, legumbres etc) recuperados de entre los considerados caducados. La realidad es que a pesar de que la publicidad que se dió al evento fue importante, apenas si acudimos unos cuantos. Eso fue hace tres o cuatro años. No sé que pasaría de hacerlo hoy. Yo creo que una de las consecuencias (la menos mala) del alto nivel de vida proporcionado por el ficticio esplendor del ladrillo (hecho de barro y por tanto con pies de barro) fue la aceptación sin matices de la fecha de la fecha aconsejada de consumición como fecha de caducidad de los alimentos. O sea el desaprovechamiento, o sea el abuso, o sea la insensibilidad ante la desnutrición de gran parte de la población mundial. O sea, O sea, o sea... Como Xuan dice: Y todo con los oidos (los ojos, el corazón) convenientemente cerrados.

Beso, que te lo has merecido (bueno, eso siempre),

icaro dijo...

hay fotografías que impactan y acojonan, como también hay noticias que lo hacen

quizás tuvieras oportunidad de visitar la exposición que hubo en el Jardín botánico de Madrid, y ver las fotografías que nos mostraban el "crecimiento insostenible", la degradación a la que sometemos la tierra, sin olvidarnos de la que sufre el agua y hasta el aire


La fotografía firmada por Chris Jordan me muestra esa degradación general


http://www.aphotostudent.com/wp-content/uploads/2009/10/ChrisJordanMidway01.jpg

Ventana indiscreta dijo...

Hermosa película, cierto. Y todos los documentales de A.Varda merecen ser visitados.
Con respecto a éste, propongo su completa visualización:

http://youtu.be/JjKmXzAbJ4A

Y como curiosidad, comparando en dos sitios que he visto como traducen un trozo en concreto, justo cuando hablan de la recogida de patatas para los comedores de beneficencia, hacia el minuto 11'39'' cuando dicen:

Aquel día se recogieron 300 kilos, por lo menos es algo.

Pero en otra traducción, la correcta, porque en el francés de Agnès lo dice bien claro afirma:

Ese día se recogieros 300, eso que le ganamos al enemigo.

Juanca, quiero recalcar eso, la condición de enemigo que tiene el capitalismo.

Gracias por traer este documental.

Baci.

Ventana indiscreta dijo...

Te has quedado corto, Miquel.

Salut.

Ventana indiscreta dijo...

Un despropósito de gigantescas proporciones el que atravesamos, cierto. Hasta que nos hagan puré.

Bicos.

Ventana indiscreta dijo...

Josep, ayer vi un documental de Noami Klein: La doctrina del Shock

Aquí lo tienes completo:

http://youtu.be/gP591bZNc0I

Tómate tu tiempo. Te lo aconsejo. Ya me contarás. Es imprescindible para tener más desconfianza en la especie humana.

Abrazos, cómplice.

Ventana indiscreta dijo...

Xuan: perfecto axioma para definir la estupidez humana.

Te remito al vídeo propuesto en la contestación dada a Josep. No soy optimista, pero vivimos unos años claves.

Abrazos.

Ventana indiscreta dijo...

Manolotel, gracias.

Cada día, cada momento, encuentro a gente mirando, revolviendo, valorando, recogiendo en contenedores de basura. Tiempo de gerundios.

¿Será el de 'reflexionar' de igual aplicación en gerundio?

Besote.

Ventana indiscreta dijo...

Ícaro, buen ejemplar de albatros has elegido del fotógrafo Chris Jordan. Decirte que esa foto no resume muy bien a los humanos como un producto indigesto para el mundo animal y vegetal.

Abrazos.

El peletero dijo...

Si los alimentos valieran cien veces lo que ahora no se tirarían, y si costaran cien veces menos se desperdiciarían mucho más o simplemente dejarían de producirse.

El problema no es que se tire, es que haya gente que no pueda comer, parece que sea lo mismo, pero no lo es.

En realidad muchas de las subvenciones a la agricultura son para dejar de producir y que el agricultor pueda mantener su nivel de vida. Esa sí que es una paradoja que, en buena parte, da lugar a la anterior.

Saludos.