viernes, 17 de mayo de 2013

Karáma





Hace unos días activistas de Greenpeace se subieron al tejado del Congreso para protestar contra la ley de costas que se estaba tramitando en el hemiciclo. El partido del Gobierno quiere claramente que nuestras costas se conviertan en costras urbanísticas. Así, yo digo que o costas o costras. Al final, veréis, costras.

Encaramar es un verbo precioso que tiene su origen en el árabe hispano: karáma.  Carmona se parece a esa palabra de origen árabe. Y algo tiene que ver pues por allí pasaron los árabes propiciando parte de las estructuras actuales de su fortaleza.

A las flores no hay policía que las detenga. Se encaraman a un tejado no para protestar por las costas sino para iluminar y participar sensorialmente de el universo. Parecen que dijeran: A nosotras no nos hacen falta tiestos. Toma ya, para burla del que tienen debajo, sobre el balcón.




EL LENGUAJE DE LAS FLORES II (Fragmentos de Doña Rosita la soltera o el lenguaje de las flores)

Intérprete: Enrique Morente.


Madre llévame a los campos
con la luz de la mañana
a ver abrirse las flores
cuando se mecen las ramas

Abierta estaba
la rosa con la luz
de la mañana tan roja
de sangre tierna que el rocio se alejaba
y tan caliente sobre el tallo
que la brisa se quemaba
tan alta como reluce
abierta estaba

Ay mil flores
dicen mil cosas
ay para mil enamoradas
y la fuente esta contando
lo que el ruiseñor se calla



5 comentarios:

Juan Carlos Gargiulo Blanco dijo...

me encantan esos tejados verdes y florecidos, que nos estan indicando que la vida se puede dar en los lugares mas insospechados, ojala la costra urbanística de la costa le de un ataque de encaramamiento en sus tejados de toda la flora que pueda enraizar allí :). Tal vez debamos imitar estas plantas y encaramarnos sobre tanto autoritarismo, también ( tan bien) enraizado en este país...

Ventana indiscreta dijo...

Ójala la sal se coma todos sus pilares. Gracias, Juanca.

El autoritarismo militar ha cedido al autoritarismo gubernamental y financiero que mata lento y descarado. La reacción es imprescindible.

Baci.

JosepMª dijo...

Eso que llamamos
Vida
se aferra por los cuatro costados.
Aceras y tejados.
Mejor con agua.

Pero, nuestras costas,
serán de quien pueda pagarlas.

Los aceituneros
(altivos o dóciles)
seguirán levantando olivos.
Mano callada y sudor.
Y agua pura.

Pero el aceite
es de los amos,
incluso el que arde
en la lamparita
del sagrario.

Los amos duermen bien.
Y digieren mejor.
Nos hemos tragado
el cuento
del FMI.

Hoy cumplo 65 años.
Mañana he de ir a la Delegación
de la Seguridad Social
a la que he sido asignado.

Preguntaré
(respetuosamente)
qué cantidad de euros
me asignan,
cada mes,
según sus cálculos.
Y, si me alcanza
para subsistir,
bendeciré
a todos los gobiernos de España.
(y a sus funcionarios)

Ah!
Y no conteis conmigo
para la próxima revolución...




JosepMª dijo...

Donde dije DIGO,
digo DIEGO.

Me han dicho:
Vuelva usted mañana.

Ventana indiscreta dijo...

Josep, más de cien años han pasado y tan vigente Larra. Vuelva usted mañana.
Ya he visto por ahí que eres cesante, como dicen en Perú.

Disfruta de la vida.