lunes, 13 de mayo de 2013

Balón-piedra



Son demasiado elocuentes estas imágenes recogidas en la plaza de Abastos de Carmona, Sevilla.
Sólo añado: a los niños de hoy día les sobra tecnología, a las pruebas me remito.

7 comentarios:

XuanRata dijo...

Balón-piedra y además ¡fútbol-ajedrez!
Hay ciertos juegos, ciertos gestos, inscritos en nuestros genes, que es una forma fina de llamar a la parte involuntaria del alma. Estaría bueno que unos pocos años tecnológicos pudieran borrar toda la antigüedad de la infancia.

Besos.

Moda de Colores dijo...

Hola!! por si te interesa te informo que en la web OH! MY PLAN se ha convocado un concurso de foto para buscar la Mejor Postal de Madrid. Toda la info aquí: http://ohmyplan.com/news/entry/concurso-de-fotografia-la-mejor-postal-de-madrid-2013-qthe-best-postcard-of-madrid-2013q

Saludos

Alonso CM dijo...

Sofía, magnifíco sitio. Tanto en invierno como en las noches de verano se está allí de maravilla. Un lugar para charlar y jugar como se debería. El hijo de un amigo mío va casi a diario a esta plaza de abastos.

Un saludo

JosepMª dijo...

Los niños actuan por instinto.
(Que es el mejor guia de la vida)
más tarde, aprenderán hipocresía:
Se adaptarán a las normas sociales.

Y, puestos a adaptarse,
los niños pueden llegar a
futbolistas de Primera División.
Ya no volverán a chutarle
a una piedra...

La tecnología es buena,
si ayuda.
La tecnología es mala,
si esclaviza.

Las dos fotografías son preciosas.
Captan algo más que cinética:
La edad de la inocencia.
Y no es un tópico.



Ventana indiscreta dijo...

Pero que fino hilas siempre, Xuan, en tus comentarios. 'Estaría bueno' es una expresión de las de antes de la tecnología, y me sonrío al verla/oírla. El contexto en el que surgió el juego fue curioso porque había unos desconchones en una columna de la plaza y yo le di una piedrecita a uno de mis chavales. Y esos dos, que cerca y al acecho estaban me tomaron el relevo. Estaban en una comunión y vestiditos de domingo, pero preferían jugar.

Un beso y que el juego no se descuelgue de los genes.

Ventana indiscreta dijo...

Contribuyo a afirmar lo que dices y añado: toda la parte antigua amurallada de Carmona es un gozo para el paseo. Recomendable al amanecer, como me ocurrió en Sevilla, que a esa hora no se ve un alma.

Un saludo, Alonso.

Ventana indiscreta dijo...

Querido Josep: el instinto, como uso y como don, nos lleva a lo distinto, a la supervivencia en el caso animal.
Época de instinto en esta en la que entramos. El arte, la comida, el juego, las relaciones personales: mucho tienen de instinto y de cultivo.

Y claro que no es un tópico esa edad tan virgen.