sábado, 3 de diciembre de 2011

Desandar

Hace días era una suela de plástico la que a modo de cuenco nos sorprendía. Pero esta bota, lo que queda de ella, es de otra madera. O de otra tela, para no confundir. La tela es paisaje con el tiempo. Lo biodegradable tiene una cocción rápida frente al plástico. En el caso que nos ocupa, la bota no hace sino desandar lo andado y devolver a la tierra cada tramo, cada pisada. O cada beso, si nos ponemos románticos. Pues no se dice: Besarás cada palmo del suelo que yo pise. (Yo no lo diría.)


Morton´s Foot de Rabih Abou-Khalilde su disco homónimo

7 comentarios:

Tomás Rivero dijo...

Se dice: Tienes que besar el suelo por dónde yo piso.

Yo prefiero besarte el pie.

A sus pies, entrañable.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Es bonito el planteamiento. Devolver el andar, tanto como devolver la vida caminada. Todo será polvo.

· un beso

CR & LMA
________________________________
·

JosepMª dijo...

Si pudiera desandar
malandados pasos,
no lo haría.
porque,
de ninguna manera,
podremos recuperar
las primaveras perdidas.

Ventana indiscreta dijo...

Espera al verano, Tomás, a que esté al aire.

Besos, inquieto.

Ventana indiscreta dijo...

Algial: mi planteamiento no es otro que el reciclaje del andar.

Un beso.

Ventana indiscreta dijo...

Josep, quedémonos a la búsqueda del tiempo perdido.

Tomás Rivero dijo...

Sofía, los míos se pueden besar todo el año...En fin..

Besos.