martes, 19 de abril de 2011

Mudança




Lisboa, abril 2011: una ciudad con mucha gente durmiendo en la calle.
Un plátano ya es comida. No sé si comida de Cuaresma. Comida frugal, sin duda.
Comida que otros no comen.

4 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

¿Habrá que aplicar el dicho de cuando veas las barbas de tu vecino...?
Algunos de estos de los Mercados debería pasarse una temporadita por estas calles (u otras) para que empezara a entender de economía, incluso alimenticia.

Inés González dijo...

Me gusta el faso en la oreja...

Miquel dijo...

buena foto ¡¡¡

jg riobò dijo...

Terminaremoa ahí sino cambia el mundo.