miércoles, 16 de febrero de 2011

Humo

A Juan Carlos Gargiulo, amante de la calle instantánea.
Su cuaderno: http://fotosemanal.blogspot.com/



Ellos fueron el instante. El gozo por el exterior, por una mañana lluviosa, por una infusión y por un buen cigarro. Ellos fueron furtivos de la monotonía y del tráfico que por la calle Alcalá pasaba.
Ser furtivo, ser instante.


21 comentarios:

Merce dijo...

Y que haya alguien que lo capte :)

Biquiños Sofia!!!

Macachines dijo...

la vida , se está convirtiendo en uan "práctica" furtiva...

Miquel dijo...

practica furtiva potenciada por un estado gobernado por analfabetos funcionales. salut

Miradme al menos dijo...

Como decía Blas de Otero: "Ser —y no ser— eternos, fugitivos".

Un abrazo

jg riobò dijo...

Me uno a la dedicatoria.

XuanRata dijo...

En un mundo de humo, el humo puede ser lo más consistente de todo. Yo me quedo atrapado, como el humo en la botella, en los preciosos reflejos de esa mesa.

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Sí, son los instantes los que cuentan, creo. Uno detrás del otro. Pegados. O a veces no, a veces con saltos casi imposibles entre ellos. Pero muchos, a ser posible. Gracias por lo que compartes, Sofía. Saludos.

Inés González dijo...

Sofía, siempre me conmovieron las instantáneas de la calle... Te regalo esta hermosa canción de Fito Páez que tan bien retrata las instantáneas de la calle de Buenos Aires:

Instantáneas
Fito Páez
Instantáneas de la calle
Veo una separación, un choque
Un estallido, una universidad,
Viven haciendo las paces
Hay un chico que se escapa
Un toro, una señora, un cielo, un capitán
Y yo sigo con vos, sabés
Se hace difícil seguir anclado
Aquí sin tu amor
Sin tu amor...
Instantáneas de la calle
Hay dos tipos en la esquina
Uno hace una seña, el otro que se va
Hace frío en buenos aires
Música en los automóviles
Caen del walkman gotas de humedad
Y yo sigo con vos, sabés
Se hace difícil seguir anclado aquí sin tu amor
Sin tu amor...
Ya sé, siempre soy yo
Andar siempre buscando
Y siempre volviendo a tu corazón
A tu pobre corazón...
Y pienso que estamos al borde
Al borde de un cielo sin sol
Después no hay retorno
Ni tiempo mi amor
Y el circo se va de la city
Y olmedo se ríe de todo
Después no hay retorno ni tiempo mi amor
Y yo sigo con vos, sabés
Se hace difícil seguir anclado aquí sin tu amor
Sin tu amor...
Ya sé, siempre soy yo
Andar siempre buscando
Y siempre volviendo a tu corazón
A tu pobre corazón


http://www.youtube.com/watch?v=Yv-IBsRIlsM

Preciosas las fotos!
Un fuerte abrazo piba

Shandy dijo...

Furtivos ellos y furtiva cazadora tú.Me encantan los humos de esta pareja, son del frente oriental y resisten! Saben que la vida está hecha de pequenos nada.

¡Sombra de humo cruza el prado!
¡Y que se va tan de prisa!
¡No da tiempo a la pesquisa
de retener lo pasado!

Al menos tú,en estás magníficas instantáneas, has conseguido retener el humo del presente.

Ventana indiscreta dijo...

Merce:

me costó lo suyo (y lo mío). Menos mal que había una de esas entradas tipo paso de carruajes de esos super pisazos de lujo al lado. Ahí me pertreché en una esquinita y, como quien disimula tirando una foto a los árboles del Retiro acababa girando hacia ese instante único.
Tirarla de frente hubiera sido una osadía y no hubiera sido lo mismo.

Batibiquiños, Merce.

manolotel dijo...

Ella fuma. El humo asoma con su metáfora vital nunca tan bien aplicada y sostenida desde la esquina acechante y el rumor complejo de la vida que pasea.

Un beso gordo.

Ventana indiscreta dijo...

Macachines:

la caza furtiva la detesto,no así la caza furtiva de imágenes de la cual tu eres un alto y buen alumno.
La vida tiene cada vez más trabas, cierto. No soy fumadora y me alegro de respirar de una santa vez en un local en condiciones. Y me alegro de que la gente sea furtiva si no hay daño. Hubo una gran película: FURTIVOS.

Ventana indiscreta dijo...

Miquel:

siempre preferiré a estos analfabetos funcionales que a los sátrapas autoritarios y reyezuelos enjoyados.

A tu salud.

Ventana indiscreta dijo...

Miradme al menos:

Y Álvaro Yunque en sus POEMAS FUGITIVOS dejó escrito:

TARDE

Todo me diste demasiado tarde.
Vida, ¿es otra manera de burlarte?


Y también:

SER

Ser mariposa sólo una mañana
Y no hormiga cien noches subterráneas.

Ventana indiscreta dijo...

jg riobò:

Y no sólo a las dedicatorias, a las protestas también.

Ventana indiscreta dijo...

Xuan Rata:

en la Argentina hay una expresión muy expeditiva para cuando alguien que está a tu lado quieres que no lo esté:

Hacete humo.

Lo que tengo claro es que a más humo menos humus. Y es que la tierra necesita lo orgánico para vivir.
¿Te gusta el otro humus, el de garbanzos?
Los reflejos son la parte más extraordinaria de quien se oculta.

Ventana indiscreta dijo...

Salomé:

muchos instantes van aparejados a la cualidad de salto de que uno disponga.
No hay de qué. Comparto y doy, sin nada a cambio. Ami la calle ya me da mucho (en imágenes).

Saludos.

Ventana indiscreta dijo...

Querida Inés:

tomá esta réplica:

http://www.todotango.com/spanish/las_obras/Tema.aspx?id=bxR2i7mXfX4=

(La letra tiene una pequeña variación en la canción que canta Ignacio Corsini: fumando espero a la MUJER a quien yo quiero)

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

De José Agustín Goytisolo, para ti, este fragmento:


¿Qué hará bajo el otoño
si el aire huele a humo
y a pólvora y a besos?

Ventana indiscreta dijo...

Manolotel:

en el fondo soy una descarada. Este caso requería mucha habilidad porque el momento era tan frágil como bello y el acabarse un cigarro era acabarse un instante.

La calle nunca desmentirá su hermoso y complejo interés.

Me aplico el beso. Te mando otro de similar dimensión.

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Ya. El problema es que, con la edad, con las experiencias que pesan más que los años, incluso si tienes buenas piernas para andar y para correr, no las tienes tanto para saltar... Y a veces es tan inmenso el espacio... Un salto, más que improbable, imposible. Un salto (y esa es la pena, lo que diferencia la circunstancia de todos tus saltos precedentes, de la vida precedente) en el que sabes que te dejarás la piel en el asfalto si pruebas.
En efecto la calle, las personas que son personas sin ser conscientes siquiera de que lo están siendo, da mucho también en tantos otros ámbitos. Por eso es tan mala idea vivir aislado. Me vas a permitir que, a la vista del enorme vacío que exige un salto, lo que te mande, para invocar la solidez de los cuerpos, sea un abrazo.