martes, 20 de julio de 2010

Obovales


Papaver rhoeas

'El disco del ovario tiene de 7 a 12 estigmas, dispuestos radialmente. La cápsula del fruto es oboval, algo rechoncha y sin pelos.' (Guía INCAFO de las plantas)


Eureka, Josep, cápsula de amapola. Nada de sol ni de pasta de té. En todo caso, Shandy, pasta de de coco. Pero ahora me quedo con ese nombre de entre huevo y oval: oboval. ¿Os gustan estas breverías botánicas?



Y ahora me quedo con este empalago de Fausto Papetti. Ese músico italiano que enarboló el saxo para el baile ceñido del que yo no disfruté por joven. Ahora lo disfruto yo solita, favorecida por López Cristobal que tiene de común con la amapola su rojo, su tinto color. Salud.

5 comentarios:

amparito dijo...

Me encantan las amapolas
Te mando una, contraste de rojo y gris

Besos de pétalo de amapola,
Pi

Miquel dijo...

bonitas, si...

Ñoco Le Bolo dijo...


La amapola, en toda su belleza y esplendor, cuando se desnuda, está tan o más bella que con su rojo vestido.

un beso

CR & LMA
________________________________

Amando Carabias María dijo...

Ya decía yo que Josep Mª es un crack. Y ya decía que tu mirada, no es que esté al acecho, sino que se trata de un radar para la belleza singular.

Shandy dijo...

Pues mira tú que tostaduca y doradita se vuelve una amapola. Como una crujiente galletita. Las pastas de coco también adquieren esa tostada morenez al hornearse (como esa amapola). Al menos las yo compro en Madarro (apunta, es la mejor de esta ciudad para las pastas de te).
Beixos