lunes, 12 de julio de 2010

Escrutinio


Reconozco que estas dos fotos suponen un reto.
No se trata de una ciudad en miniatura.
Quizás la sombra sea el más fiel escrutinio de la vida.
Sombra e incógnita: tributos de vida.




Vidala para mi sombra

Estilo: Vidala
Autor : J. Espinoza


A veces sigo a mi sombra,
a veces viene detrás
pobrecita si me muero,
con quien va a andar.
No es que se vuelque mi vino,
lo derramo de intención
mi sombra bebe y la vida, es de los dos.
Achatadita y callada,
donde podrás encontrar
una sombra compañera, que sufra igual
Sombrita cuidame mucho,
lo que tenga que dejar
cuando me moje hasta adentro, la oscuridad.
A veces sigo a mí sombra,
a veces viene detrás.

8 comentarios:

JosepMª dijo...

Tienes un sexto sentido
para el color
y la forma.
Esta fotografía es un decorado
para el (bellísimo) teatro
de marionetas de sombra.
Éste es el Arte que admiro.
No el que se vende en Arco...

Conocía
_Vidala para mi sombra_

http://mun2mp3.com/music/atahualpa-yupanqui-vidala-para-mi-sombra_b847ac.html

Ya salí del hospital.
Ando con muletas,
y tengo un soportable dolor.
Mañana voy a revisión.
El traumatólogo dice
que estoy en la normalidad.

_No es que se vuelque mi vino,
lo derramo de intención_
(Te va, que ni pintada)

Un placer, volver.

mateosantamarta dijo...

No te preocupes por lo de goear. Es algo que me pasa a mí y me pasa con todos. Falta de experiencia. Intento adivinar sin conseguirlo a que pertenecen estas sombras - emtre algo vegetal y algo monumental.
Las fotos son buenas, como dice Josep María a quien deseo una completa recuperación- pero no todo en Arco es malo, aunque confieso sin pudor que hace años que no la visito. Un abrazo.

Jan Puerta dijo...

Una imagen no deja de ser una percepción personal donde la creatividad se deja volar y la imaginación le va al acecho.
Excelente.
Un abrazo

Shandy dijo...

Manchega, sorprendentes esos recortes de luz. Una ciudad en miniatura, unas surrealistas manos ramificadas, un bosquecillo de… Siempre es un enigma el mundo de las sombras. De la luz nace la sombra o ¿de la sombra nace la luz?, tanto monta… Si la sombra puede ser el mayor “escrutinio” de la vida ¿qué podría ocurrir si nos abandonara nuestra sombra? Hay quién dice que la sombra de un hombre encierra más enigmas y misterios que cualquier religión, ¿tanto peso tiene la levedad de una sombra? “La maravillosa historia de Peter Schlemilhl” de A. V. Chamisso es un fascinante relato sobre un hombre que vendió su sombra por unas monedas de oro. A ver, rapaza, te regalo el libro si nos desvelas de donde brotan esas sombras. Y va un anticipo: una inquietante ilustración de G. CruikshanK que recoge el momento en que Peter vende su sombra, que sería lo mismo -según Savinio- que vender el alma.
http://30.media.tumblr.com/tumblr_kyy1vtnJW01qac76ro1_500.jpg

A Josep, una pronta recuperación (ánimo, verás como se fortalecen los bíceps con las muletas)
Abrazos

JosepMª dijo...

Mateo.
Shandy.
Gracias por vuestros deseos.

XuanRata dijo...

Pólipos en un océano de lava, alargan sus tentáculos detrás de alguna humedad olvidada.

Amando Carabias María dijo...

Como siempre estoy perdido. Podría decir que son las sombras de una rastrojera sobre una pared en el ocaso o al amanecer... Pero quién lo sabe, quién lo adivina.
Esperaremos el resultado.
También te deseo JosepMª una pronta y total recuperación.

virgi dijo...

Diminutos seres que pueblan nuestros alrededores y sólo salen a tu paso. Afortunados ellos.
Y nosotros por verlos gracias a ti.

Besitos