jueves, 24 de junio de 2010

Destellos


El instante de la mirada que destella por sospecha.




Sobre frase que he dejado ahí seguro que Xabier le abriría la piel y haría un ensayo. Sé que le gusta Berger. Para mí es una pasión cómo mira John y sus ensayos sobre la manera de mirar son de gran esbeltez, además de cálidos. Pero también, seguro que de la frase que acabo de dejar Manolotel haría un bello poema (Te reto.)

Pero hay otra frase con otras fotos que derivará en un pequeño relato. Y es:

El instante de la mirada que destella por sorpresa.

7 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Como si le hubieran descubierto el secreto de sus ojos

alicia dijo...

Esos destellos despiertan mi más profundo instinto de cazadora. Cazadora de chispas, de historias ocultas, mínimas. Creo que sientes lo mismo. Detrás del ojo de cíclope de tu cámara, al acecho.
(Comparto tu admiración por Berger y esa mirada limpia. Sobre mi mesa "De X a A" espera turno)
Un abrazo

JosepMª dijo...

Mal,
cundo la mirada
destella por sospecha.
Peor,
si destella por odio.
A veces,
destella
por compasión.

Prepara tus ojos
y tu corazón.
Vienen tiempos
de destellos...

Shandy dijo...

Un buen arqueo de cejas el que captaste con tu cámara. Mirada de de sorpresa y un tanto retadora.
Un buen reto tirar del hilo de ese texto. En un instante se puede fraguar toda una historia de vida o literaria.

virgi dijo...

Una mirada da para mucho.
Y si te acompaña Berger...más!
¡Qué pedazo de tío!

Besitos, cazadora de instantes

mateosantamarta dijo...

He leído algo de Berger. En esta mirada yo veo también la sorpresa de ser protagonista en algo que no se entiende. La interlocutora de la vendedora ¿es nuestra amiga común? Un abrazo.

mirada dijo...

Este miércoles en la antigua cárcel, frente a la Torre de Hércules se homenajea a Berger, con unos y unas cuántas poetas gallegos y unos buenos músicos Berrogüetto, vení bebota, vení....