martes, 20 de abril de 2010

360 º

Debe de ser la vida alta que late en nuestros ojos y que nos obliga a mirar de otro modo lo que vemos. (Ybris)


La selva que yo habito
puede consistir en un árbol
de tan sólo uno.


La selva que yo habito
da de luz,
de sobra.


La selva que yo habito
arrecia vida,
coloca muerte.


La selva que yo habito
me recoloca,
me da pie al suelo.

6 comentarios:

El Desbrozador de Fantasía dijo...

Le agradezco vuelva usted por sus fueros....
Decirle que el arduo entrenamiento al que últimamente someto a mi intelesto poéstico, está dando sus frutos y hoy, he podido disfrutar de sus palabras en una dimensión muy íntima.

Las foticos también me han gustado.

ybris dijo...

Gracias por tu cita, amiga.
Seguro que, a la vista de tus fotos y tus versos, es mucho lo que en tu interior te obliga a mirar de otro modo lo que ves.

Besos.

XuanRata dijo...

Ese árbol que se inclina hacia nosotros para hacernos pájaros tiene más ramificaciones de las que nunca podremos recorrer. Cómo para pensar en selvas.

JosepMª dijo...

Hermano árbol,
a ras de tierra,
aferrándose a la vida
por 360º
Hermosa selva personal.

En Amazonia
los talan
por miles.
A diario...

Shandy dijo...

Poética y didáctica entrada, Sofía:
la misma realidad vista desde distintos ángulos y distintas perspectivas ofrece diferentes percepciones y diferentes interpretaciones. Buen giro espacial y lingüístico.

mateosantamarta dijo...

En tus visiones, las diferencias entre los tres reinos de la naturaleza se difuminan. Este bosque, de único árbol, parece haber sobrevivido al fuego y se regenera a partir de sus propios despojos. Un abrazo. Todo el espacio es de él.