martes, 30 de marzo de 2010

Cola

Elecciones regionales en Italia. Via Cavour, Roma. Andaba por la calle y vi cómo recogían los trastos de pegar carteles estos dos señores. Me dije, más adelante hay otro sitio de carteles. Carrera y a por ellos. Me miraron con sospecha: '¿A qué coños le interesa a esta tía que nosotros pegemos carteles?' Yo les hice una señal como queriéndoles decir que siguieran. Y siguieron.
Desde luego la política no sólo trae cola sino que tiene cola. Y a chorreones.

Ellos extendieron la cola y yo ajusté la claridad. Gargano es de la Bonino, es decir, del 'centrosinistra'. Los de derechas llaman a la Bonino 'lider radical' (lo pude comprobar en una foto de ella en el periódico gratuito 'Metro') pero si pudieran dirían que es de 'centro-siNIEStra, seguro.


El compañero arrea con un cartel de la Renata Polverini. No sé si será la fuerza del cambio, pero apellido para no olvidar sí tiene. Polverini.


Así son los políticos: contigo. Implicar al receptor, creo que se llama en publicidad.


Lo que yo no sabía es que vallas más tarde me encontraría a la Polverini con Il Cavalieri. Evidente que a quien más votan gana.

Renata, bonita, puede seducirme tu apellido, tu compañía en absoluto. Te lo digo en confianza.

Los resultados según el titular de un periódico español acentúan una pírrica victoria de la izquierda. No obstante, seguro que las votaciones traen cola y cambio.

3 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Lo que es poner carteles... Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Veo que el viaje romano fue muy productivo.
Ayer no pasé por aquí, así que ahora subo al piso de arriba, a lomos de la medusa, encolado como un cartel de la Polvorini.

Desbrozador dijo...

Pues si las elecciones traen cola, seguro que se la queda la Polverini.