lunes, 15 de marzo de 2010

Antenas


Seguidoras y seguidores: si algo tengo en activo son las antenas corporales. Reciben una señal clara: la primavera. Tenía guardado ese corazón de hielo y ahora lo saco para que se invierta en agua y flores. También reciben mis antenas la creación de un modo especial. Prometí a Mateo Santamarta que le dedicaría una entrada. Lo conozco a través de nuestra amiga común Inés, pero no lo conozco personalmente. No importa. Me gusta su obra, me gustaron mucho sus relieves de azar para espacios de silencio. Lo pueden seguir en este enlace: Arte y poesía.


Pero no os fiéis de la bonanza del tiempo. El corazón tiene muchos meandros y recorre muchos paisajes de modo inesperado.


Disfruten de este fado inmenso de Lucilia do Carmo.


Música y Poema : Fontes Rocha
Interpretación: Lucilia do Carmo



EU PRECISO DE TE VER

Eu preciso de te ver
Ausente amor sem razão
Para te mostrar as sombras
Do quarto da solidao

Eu preciso de te ver
Para fugir este frio
Que võa dentro de mim
Como gaivotas no rio

Eu preciso de te ver
Para afastar esta saudade
Que já começa a vestir
O tempo da minha idade

Como ganhei a coragem
Da areia a beber a espuma
Eu preciso de te ver
Mais uma vez só mais uma

10 comentarios:

Inés González dijo...

Fascinante Sofía este corazón de hielo, el detalle es un poema, ya quisiéramos los artistas lograr esas texturas y transparencias que nos regala la madre naturaleza.
Enhorabuena por el homenaje a Mateo Santamarta, se lo merce es un gran artista.
Bsss de hielo pebeta

El peletero dijo...

Lo disfrutamos, es precioso y a al/la fotógrafo se lo ve en el hielo del corazón.

Saludos.

Merce dijo...

Corazon de hielo... me gusta :)

No, no, yo no quiero el mio de hielo, ademas se derretiria enseguida jajajaja no podria mantenerlo congelado :)

El unico corazon de hielo que me gusta es el de los helados, esos con sabor a fresa y chocolate ;)

Biquiños

mateosantamarta dijo...

Gracias, amiga Sofía, por tus palabras amables, por el enlace y la invitación a tus seguidores a visitar Arte y Poesía...
Las fotos muy buenas, claro que eso no es nuevo.
El fado de un sentimiento profundísimo y de una gran belleza.
Como dice Inés ya quisiesemos los pintores conseguir esas transparencias -yo al menos lo he intentado sin tanto éxito-. La naturaleza es maestra en Arte y tu le sueles rendir homenaje estando al acecho desde tu ventana indiscreta. Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

No nos fiaremos del tiempo, como dices, los meandros de los corazones son inexcrutables, pero disfrutémoslo.
Coincido con el resto sobre la belleza de estas fotografías.
El fado me ha encantado. Simplemente.

JosepMª dijo...

Corazón de hielo...
Prefiero
Corazón
de melón.

Desbrozador de Fantasía. dijo...

Los corazones de hielo no se oxidan pero, son muy frágiles y se derriten... ¿dónde van luego?

Mirada dijo...

También me está apasionando la obra de Mateo Santamarta, y sin desmerecer a nadie, tus antenas son todo un lujazo.
Sinceramente tienes trabajos de excelente calidad, escoges lo mejorcito de cada casa, y luego sabes batirlo muy bien, se disfruta mucho.
Mi enhorabuena.
No conocía a esta dona do fado, ya ves. Una bellísima voz.

virgi dijo...

Muy delicada esta entrada para la obra de Mateo Santamarta.
Exquisita, vaya!
Un abrazo

Shandy dijo...

Manchega, al ver la imagen había pensado en una fina y frágil porcelana de biscuit. Pero me gusta la idea que apuntas de un fértil corazón que se transforma en agua, que fluye por caminos inesperados y da vida. En la maturaleza nada desaparece, todo se transforma.
El fado, en su más puro estilo. Sale dun corazón "enchido de Saudade".
Los dibujos de Mateo Santamarta me remiten a un mundo mitológico y de fantasías eróticas. Mucha fuerza en lo masculino (minotauros, faunos...), sensualidad y volatilidad en lo femenino.
Hago aquí el comentario porque en su blog no me entró. Gracias por el enlace.

Sigue con las antenas activadas. Bicos fluidos.