martes, 16 de febrero de 2010

Sospecha


Una vulgar huella de coche que propicia un hueco de barro y agua hacen posible esas formaciones tan rectilíneas propuestas como reto en la anterior entrada en la que Inés dio en el clavo de la huella. Lo que no se imaginó, supongo, es que la huella fuese de coche.


Al final sucede el deshielo. Si no se avasalla la huella inicial probablemente las extrañas y rectilíneas formaciones se vuelvan a suceder. Así de fácil sucede con el agua, el hielo y la tierra. Es como si la tierra le cantara al hielo esa canción que medio habla el genial Bola de Nieve, que de helado no tenía nada. Al final hielo, agua y tierra es un uno perfecto.

El regalo propuesto será un cuadro de una amiga. Pondré una foto de dicho cuadro. Inés es la afortunada.





Bola de Nieve

Tú no sospechas (Letra de Marta Valdés, 1958)

Tú no sospechas
cuando me estás mirando
las emociones
que se van desatando.

Te juro que a veces
me asusto de ver
que te has ido adueñando de mí
y que ya yo no puedo frenar
el deseo de estar junto a ti.

Tú no sospechas
estas furias inmensas
que me dominan
cada vez que te acercas,
y aunque no ha habido intención en ti
de provocar lo que siento,
te vas a enterar de una vez
de que ya te quiero.

17 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Cuando yo digo que no sirvo para las adivinanzas...
Bueno, pues fantástico juego que me ha hecho seguir con apasionamiento el devenir de los comentarios de los contertulios.
Increíble la capacidad de tu mirada y la capacidad que tengo para no enterarme de nada de cuanto me rodea, y cuanto más cerca están las cosas, más se distorsionan.
...Ah, enhorabuena, Inés por tu intuitiva perspicacia.

alicia dijo...

Ayer pasé un buen rato mirando y remirando las fotografías... pero he de confesar que en ningún caso pensé que se tratara de una huella en el barro. Llueve en Macondo y alrededores y el hielo cede al aguacero. Renacen frescas en el lodo las huellas de animales y vehículos. A veces pienso en los caminos de los montes de la tierra de mi familia, llenandose de maleza sin nadie que los transite en días, meses, incluso años. Sin unos ojos como los tuyos que acudan al rescate de una sorpresa helada, de un devenir.
Felicidades a Inés por su audacia!

Tinta de aterrizaje dijo...

Dices Ventana de una vulgar huella.
'Vulgar' en su segunda definición atiende al 'Dar a conocer al público algo.'
Ójala de todo lo vulgar saliesen cosas tan bellas.

Inés González dijo...

Estoy ansiosa por ver ese regalo!!!!!!Debo confesar que estaba perdidita como perro en cancha de bochas, pero la pista que dio Tempero sobre el poema de Lorca y una pequeñísima, casi imperceptible arruga del lodo en uno de los ángulos de la huella me hizo descubrir el acertijo, tb hay que ser honesta y reconocer a Sofía que no imaginé que se tratara de una huella de coche, pensé en calzado, botas de monte que tienen un grafismo exótico en las plantas.
Todos seguimos con mucha pasión este juego, metiéndonos una y otra vez para mirar los comentarios, creo que lo hermoso ha sido eso junto a esta entrada, por lo tanto dono la fotografía de este cuadro- regalo a todos los participantes que seguimos a esta niña llena de creatividad y humor.
Un gran abrazo a todos y en especial a Sofía, otro para tempero por echarnos un cable.

Shandy dijo...

Anda, dedos de agua helados modelando la huella de barro que deja un neumático. Quién iba a pensar en las frías manos de ese ebanista trabajando el barro!
Intensas emociones debe desatar el agua a la tierra al cristalizar sobre ella... Y después viene el deshielo... Corre gacela blanca... Vaya metáfora!
Bola de nieve derrite el hielo con sus boleros.
Enhorabuena a Inés y a ti.

Miradme al menos dijo...

confieso que que siempre me han encantado las imágenes que genera la naturaleza. Cuando voy al campo no paro de observar, de analizar sus señales. Tus imágenes proceden del placer de mirar, de la búsqueda de la sorpresa en lo cotidiano, de la búsqueda de la belleza interior a partir del mundo exterior.
Gracias por estas entradas

JosepMª dijo...

Barro helado.
Materia prima es.
Y yo tocando madera,
(despistado)
Aplauso para Inés,
que sí vió el rastro.

Y a tí, Sofía:
Agradecido por tu
(fotogràfica)
habilidad
para hacernos entrar en el juego,
leyendo las entradas de tod@s,
comparando.
Comunicando.

¿De eso se trata,
verdad?

Un abrazo, colegas.

El peletero dijo...

Felicidades para la ganadora. Era difícil averiguarlo, pero en algo también acerté yo.

Saludos.

Ventana indiscreta dijo...

Amando:

¿Hace cuánto no te graduas las gafas? Ya sabes, hay confianza, ¿O no?
Yo tampoco veía las mitocondrias en la facultad y fue acercarme al electrónico y ver más allá de lo previsto.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Alicia:

Ya pasaré por este medio alguna corredoira. O alguna trocha.
Hoy, más que ser perspicaz creo en el saber detenerse.

Ventana indiscreta dijo...

ELisa:

Daremos a conocer todo lo que tengamos a la vista y en la palma de la mano. No lo dudes.

Ventana indiscreta dijo...

Inés:

Tempero se va excesivamente de la lengua y tú debes saber jugar a las bochas mejor que un perro. Ya tienes el óleo en la siguiente entrada: subsúmete a sus pasteles.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

Bola de nieve es para tener un buen ron y una buena compañía. ¿Por qué no se escucharán más estas músicas tan singulares y tan bellas?

Besos.

Amando Carabias María dijo...

Claro que hay confianza.
Verás no me graduo las gas desde hace más de no sé cuántos años. Pero no porque no me gradue, sino porque no hay que cambiar la graduación.
Tengo hipermetropía. Cuando hablo de mirada hipermétrope, no es sólo una metáfora.
Cuanto más de cerca miro las cosas peor las veo. Lo de la luna más que la imagen tuvo que ver con el poema

Ventana indiscreta dijo...

Miradme:

Gracias. Creo que ya en este escaso transcurso de conocernos habrás observado que lo cotidiano rige en mi pupila. la sencillez me apasiona. Lo camuflado, lo inadvertido.

Ventana indiscreta dijo...

Comunicar es la base de este cuaderno. Intercomunicar. Jamás lo dudes ni lo preguntes Josep María. Lo que más echo en falta es un arranque tuyo hacia esos objetos que fabricas, hacia esas ideas rebeldes que te hierven.

Abrazos.

Ventana indiscreta dijo...

Milord:

Lo sabes de sobra: eres incisivo. Me gusta.