miércoles, 24 de febrero de 2010

IRIS


¿Sabéis? Hace algunas entradas os hable de la ópera Siberia, de Umberto Giordano. De la ópera que hoy os voy a hablar hay algo en común: Luigi Illica. Este autor escribió los libretos de Siberia y de Iris, la ópera que abordaré hoy. Pietro Mascagni es en este caso el compositor. La acción de la ópera se desarrolla en Japón.


Cuando estuve frente a este inmenso nido situado casi a ras del suelo me acordé de la ópera IRIS. Pensé que alguien habría dentro del nido y que la cigüeña era una marioneta. Iris, la niña de El Ciego, va a ser seducida y raptada entre Osaka y Kyoto utilizando un teatro de marionetas. Osaka está terriblemente enamorado de la niña Iris. Será un rapto, será una atención sublime hacia la niña cuando esté raptada. Su padre, ciego, no será nadie a partir del rapto.


Astutamente, en el teatro de marionetas, Kioto y Osaka, provocan a Iris con la belleza de unas muñecas y unas Gheisas. Iris, recelosa hasta ese momento, dice que su muñeca es la más bella de todo el contorno. Es raptada, aunque no lo parezca. En el amor que le profesa Osaka todo son atenciones y agasajos. Su padre sufre muchísimo.



Pero aunque sea tratada con primor ella recuerda su pasado. Su padre logra encontrarla y, lejos de tratar de acercarse con mimo, la increpa. Ella acabará suicidandose desde un precipicio.

Supe yo que la cigüeña marioneta era más cigüeña ave por cómo me increpaba y por su iris torturado por mi presencia. Ella echó a volar.

A quién le interese el libreto completo o parte que pinche el enlace: IRIS.



Iris (ricordando con accento di terror)

Un dì (ero piccina),
Al tempio vidi un bonzo
A un paravento tutto fatto a simboli,
Sciorinare il velame d'un mistero...
Era una plaga
D'un gran mare morto
Color del bronzo ;
E v'era un cielo
Rosso sì come sangue,
D'un rosso livido ;
E una gran spiaggia,
Una gran spiaggia morta
Di grigio e nero...
Una fanciulla giacèavi adagiata,
Scarne le membra,
Sparsi i capelli
E nella bocca un riso
Ch'era uno spasimo...
Su dal mar morto
Una gran piovra intanto
Il capo ergeva...
E la fanciulla col grande
Occhio falcato fuor guatava ;
Questa, domata a quel terror di sguardo,
Tutta affisava !
Su dal mar morto
I viscidi tentacoli
Moveva il mostro, e per le gambe,
Pei reni e per le spalle,
Poi per le chiome
E il fronte e gli occhi
E il petto esile ansante,
E per le braccia
La stringe e allaccia !
La stringe e allaccia in viso !
Essa sorride ognor !
Essa sorride e muor
Con un estremo spasimo
Che par un riso... essa sorride
E muor, e muor !
E il bonzo a voce forte :
"Quella piovra è il Piacere...
Quella piovra è la Morte !"

(Iris si lascia cadere ai piedi del giovane, piangendo e rimanendo accasciata dalla paura e dal dolore.)

Deh, ch'io torni a mio padre !
-------------------------------------------------------------------

IRIS
(recordando y con acento de terror)
Un día, era pequeña,
en el templo vi un bonzo
tras un biombo
todo lleno de símbolos,
que me desveló el contenido
de un misterio...
Era un lugar
en un gran mar muerto
color del bronce;
y había un cielo
rojo como la sangre,
de un rojo lívido;
y una gran playa,
una gran playa muerta
gris y negra...
Una muchacha allí yacía, recostada,
delgados sus miembros,
despeinados sus cabellos
y en la boca una risa
que era como un espasmo...
Sobre el mar muerto
un gran pulpo entretanto
sacaba la cabeza...
Y la muchacha por el gran
ojo fijamente era observada;
ella, entregada
a la terrible mirada,
¡fijamente miraba!
Sobre el mar muerto
los viscosos tentáculos
movía el monstruo, y por las piernas,
por los riñones y la espalda,
después por los cabellos
y la frente y los ojos
y el pecho delgado y jadeante,
y por los brazos,
¡la oprime y enlaza!
¡La oprime y enlaza mirándola!
¡Y ella sigue riendo!
Ella ríe y muere
con un extremo espasmo
que parece una risa... ella ríe
y muere, ¡y muere!
Y dice el bonzo con fuerte voz:
"¡Ese pulpo es el Placer...
Ese pulpo es la Muerte!"

(Iris se deja caer a los pies del
joven, llorando y permaneciendo
abatida por el miedo y el dolor.)

¡Ay, quiero volver junto a mi padre!

9 comentarios:

El peletero dijo...

Todo el mundo se comporta de manera equivocada, incluso las víctimas, cosa rara, se equivocan, la niña tiene celos y el padre envidia. Y ninguno sabe que quien tira de los hilos, las verdaderas dueñas, son las muñecas, llenas de belleza y libres de la muerte.

Saludos.

JosepMª dijo...

Compleja,
y triste,
la historia de Iris.
Y su canto.

Hermoso
y gran nido.
Y una belleza, la cigüeña
Espero que ,pronto,
sean dos.

Shandy dijo...

Tal vez los dos son marionetas en teatro de la vida, y el azar, caprichoso personaje, no mueve los hilos a su favor.Iris es una niña y su mirada no acierta a comprender nada de lo que le ocurre, y su padre, "El ciego", tampoco. Ninguno llega ver. ¿Qué duende maléfico pone vendas en los ojos? Pasiones, emociones, azares... Uf, delicadas marionetas, Ventana.

En cuanto a la cigüeña, no comprende -aunque posa bien -, pero en su iris acecha el peligro, y alas para que os quiero. Más vale instinto volador que pájaro pensador.

Besos cómicos ( La vida es una tómbola)

Ventana indiscreta dijo...

Peletero:

¿Todo el mundo?

No, no es así la historia. Se ve que no te has leído el libreto. A la niña la obnubilan y el padre es un desagradecido y algo envidioso. La niña se convierte en marioneta y su muñeca, sin ella saberlo, ha hecho de muñeco diabólico. ¡Qué cosas pasan!

Saluts.

Ventana indiscreta dijo...

Josep:

Fueron. La foto es del año pasado.
A Luigi Illica, el del libreto, cuidado que le gustaban los dramas. Con una niña no se debe jugar así, ¿no?

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

No sé si seremos marionetas en este teatro de la vida. Lo cierto, Shandy, es que tú, cuando respondes, hilas fino y de lo lindo. ¡Cualquiera te maneja a ti!
¿Qué preferirías ser en un teatro de títeres: lobo rojo o caperucita azul, orégano o monte?

Besitos.

Amando Carabias María dijo...

Quizá el titiritero sea también títere.
¿Cómo es posible que una cigüeña te vea peligrosa?

Ventana indiscreta dijo...

Amando:

Quizá lo que vean peligroso es el objetivo y es que las cigüeñas no entienden de empresas.
Eso pasa por haber muchas acepciones de empresa, resultado,
objetivo, beneficio.
(Secreto: está nada más entrar en el soto de Revenga ese nido, acércate a verlo).

Besos.

El peletero dijo...

Es cierto, no he leído el libreto, sólo lo que tú has escrito, en el post:

“Astutamente, en el teatro de marionetas, Kioto y Osaka, provocan a Iris con la belleza de unas muñecas y unas Gheisas. Iris, recelosa hasta ese momento, dice que su muñeca es la más bella de todo el contorno.”

y en tu respuesta a mi comentario:


“A la niña la obnubilan y el padre es un desagradecido y algo envidioso. La niña se convierte en marioneta y su muñeca, sin ella saberlo, ha hecho de muñeco diabólico.”


y lo que dices es casi lo que digo yo excepto en “todos”:

“la niña tiene celos y el padre envidia. Y ninguno sabe que quien tira de los hilos, las verdaderas dueñas, son las muñecas, llenas de belleza y libres de la muerte.”

Saludos.