miércoles, 3 de febrero de 2010

Conformar/se



”La contemplación activa de la naturaleza conlleva no sólo una aproximación al conocimiento de la misma, sino también un estímulo para el entendimiento de la condición humana, de sus accidentes y remansos, de sus luces y sombras, de todo ese ilimitado y enigmático paisaje que conforma el universo interior de cada uno.”
Friedrich Wilhelm Nietzsche (1844-1900).

Bajo el título 'Terre de personne', el francés Pierre Gonnord, nos convoca a una interesante exposición sobre sus miradas hacia la tierra y a sus personas. En cuanto a la fotografía probablemente cierre la boca por la extraordinaria presentación: formato mayor al real en las personas y nitidez asombrosa (todas las personas tenían reflejada una misma ventana en su iris.) La elección de las personas responde a una particularidad en el rostro, algún defecto/exceso, alguna carencia, algún signo de agotamiento. Hasta mi hijo el mayor dijo que parecían como reales. La única pega que yo acuso a estos fotógrafos es que el concepto estético de la fotografía rebasa a la propia vida real del elemento fotografiado. Vamos, que sí, que muy bellas pero que a mí no me transmiten demasiada vida las personas allí expuestas.
Nietzsche en la cita expuesta y que da inicio a la exposición habla de esa conformación del paisaje interior de cada uno ante la contemplación activa de la naturaleza. Pues yo no me conformo con esas fotos tan perfectas y sí me conformaron (cuidado con el verbo conformar/se) un irritante paisaje individuos como el de la foto de abajo, perteneciente a la casta de los parias, hombres sin dignidad, tirados del mundo allí, en la India, en Sri Lanka. Y no te pares a pensar si es justo o injusto en el momento: la vida tiene un poder de arrastre muy superior a tu estornudo de rabia. Veo a ese hombre donde su vegetación pectoral se confunde con los secos pelos de las lineas laterales. Y a pesar de todo, este señor sonreía.

Quien pueda, que vea esa exposición, concluye el 28 de febrero.
Otra cosa es que muestre su conformidad.



14 comentarios:

Inés González dijo...

Había leído la crítica de la expo en la prensa, la verdad se me pasó y no fui a verla, pero ahora que lo mencionas en esta entrada me ha picado la curiosidad, así que allí estaremos.
Bellísima la canción que escogiste, me olvidé del francés y sus macros fotos y me dejé llevar...
Gracias Sofia!

Amando Carabias María dijo...

No sé si tendrá que ver o desbarraré, pero bueno. Fue Ortega y Gasset, por citar a otro filósofo, quien dijo aquello de yo soy yo y mis circunstancias.
Por lo que he podido ver en la página web de Pierre Gonnord, es como si a estos individuos les faltaran sus circunstancias o sus circunstancias fueran ellos mismos.
No sé si es a esto a lo que te refiers en esta entrada, al menos es lo que he deducido. Desde luego la fotografía del paria incrustrado en su propia realidad, de la que algo vemos, me parece más real que los otros retratos, quizá porque me ayude a ubicarle mejor.
De todos modos los retratos que forman parte de su web son reflejos tremendos de lo variado que puede llegar a ser un rostro humano, y la potencia que tiene la mirada...

Alfredo J. Ramos dijo...

Tendré en cuenta tu recomendación, con cautelas incluidas. Envolvente y luminosa la pieza musical que has colgado. Y muy buena la foto con que encabezas la entrada (tan apropiada además al título del blog). Un saludo cordial.

Shandy dijo...

En algunos retratos, como el que muestras, da forma a realidades sociales con las que es difícil estar conforme. Esa fotografía conforma ante la mirada del espectador la historia de la existencia de ese hombre. Por otros retratos del francés veo que hace otras propuestas éticas y también estéticas diferentes.
Desde luego que su expresionismo "conforma el universo interior" de muchos de sus retratados.
Besos, manchega

JosepMª dijo...

Conformarse.
Y si no te conformas,
te confirman.
Lo mío, no es un estornudo
de rabia.
Rabia, no.
Escepticismo,sí.
Crónico.
Y la consecuente mala leche...

El peletero dijo...

Pierre Gonord es uno de los grandes fotógrafos de la actualidad, sus rostros que nos miran como miraban los retratados en el Renacimiento lo ha hecho famoso. Yo he usado a más de uno de ellos en mi blog.

El rostro siempre es una puerta difícil de franquear, que conforma, da forma, nos perfila y define.

“La contemplación activa de la naturaleza” es una frase ingeniosa y su corolario: “enigmático paisaje que conforma el universo interior de cada uno” es una frase brillante y certera. La clave se halla en la palabra “activa”, ella explica el resto del párrafo más allá de simplicidades ecologistas.

El significado de un objeto artístico es no solamente responsabilidad del autor, lo es también del espectador. Tienes razón en lo que dices, pero la obra es siempre independiente del modelo, es como un hijo que se va de casa, cuando lo ves alejarse piensas, “parece real”.

Pero también tienes razón en esa alusión que haces a la estética vacía, hoy el arte es así, y lo será por mucho tiempo.

Creo que podré ver la exposición el próximo día 20.

Saludos.

Ventana indiscreta dijo...

Inés:

Querida Inés, tan sólo es un aguijón que inocula curiosidad mi pequeña mención. Sí te la recomiendo la exposición y, ya puestos, te acercas a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando . C/ Alcalá, 13. Madrid y admiras las pinturas de Maruja Mallo. Ya ves, Inés, dos vuelosde un solo impulso.

Ventana indiscreta dijo...

Amando:

Desde luego que la señora que se atisba en la primera foto no se ha pasado en su vida por las tiendas de LOEWE ni falta que le hizo. Sus circunstancias seguro que fueron más adversas y sus 'yoes' más duros que los de una modelo de alta costura. Bueno, que hoy día con el trajín que se traen no se sabe quién lo pasaría peor.
Desde luego que una persona ya tiene un decir en su rostro y a Pierre le van los más singulares. Seguro que le dan grima los guaperas. Pero has dado en el remache del clavo que me interesa con una palabra: incrustado. Es lo que a mí me interesa cuando fotografío a la gente y a las cosas que me rodean. Ya sé que la propuesta de Pierre es muy estética. Y aún así saco mis ojos las aspas para aventar lo que hay detras de esas personas.

Un abrazo potente.

Ventana indiscreta dijo...

Alfredo:

Claro que me tuve que conformar con esa foto. Y una llamada de atención. Quizá por ser tía no fueron tan severos conmigo. Claro que utilicé la discreción y la ausencia de flash.
Las cautelas déjalas aparcadas. Maduro en vista eres para que lo que yo he dicho sea sólo mera merma.
Saludo envolvente y cordial.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

Otro clavo en el que dar: nuestro paisaje convulso que se nos conforma en base a nuestra contemplación activa y, cómo olvidar el paisaje convulso que tiene el observado. Seguro que en el paisaje de muchas de esas personas hay ortigas arborescentes originadas por sus precarias situaciones.
Ya ves, ampliemos a Nietzsche hablando de trasvases.

Besos, lúcidos, lúdicos y lucenses.

Ventana indiscreta dijo...

Josep María:

Busqué en el diccionario de la RAE y no encontré las entradas de Justicia Social e Hijos de Puta. Ahora, te diré, en el diccionario de la realísima academia de la vida esas dos entradas estaban solapadas, por lo social te parían hijos e, injustamente lo que más abundaba en campante libertad eran hijos de puta.

Cálmate.

Ventana indiscreta dijo...

Peletero:

Imagínate la lectura de esa frase por parte de un lince. No entenderá, por mucho que mire y activo que sea, porqué construyen carreteras y porqué muere aplastado. Y mira que es lince y mira que los ecologistas miran por él. El ecologismo tiene poco de simple y mucho de coherencia. Poco de coherencia es lo que abunda en nuestros gobernantes.
Pero ya veo tu elevado bisturí.

Del objeto artístico el único responsable es el creador. De la seducción de dicho objeto ya mucho tiene que ver nuestra adecuación a la obra, nuestro bagaje o, simplemente que nos guste o nos parezca una mierda. De éso sólo nosotros somos responsables.

Apúrate.

XuanRata dijo...

En cada rostro hay un paisaje inmenso. Aunque hay que hacerse muy pequeñito para recorrerlo. Pero es cierto que un rostro humano desnudo de referencias puede resultar bastante deshumanizado. Y la perfección técnica puede llegar a ser de lo más autocomplaciente. O eso dicen.

El peletero dijo...

Como peletero ya te puedes imaginar que me miro eso de la “ecología” desde otra atalaya que no es, precisamente, la convencional y al uso del “bienpensante”, del bienpensante moderno, claro está, no el del siglo XIX.

Permíteme discrepar con el mejor de mis respetos y sin el ánimo de iniciar ningún debate contigo. Yo lo diría, y lo digo, al revés, el ecologismo tiene mucho de simple y poco de coherente, es puro pensamiento infantil.

También discrepo con eso de la responsabilidad de la obra. La responsabilidad no se halla únicamente en el maestro, el alumno tiene también la suya, pero hoy siempre damos las culpas a los demás, a los políticos entre ellos, olvidando siempre, que ellos son nuestro mejor retrato. Así pues, y a mi edad, los gobernantes me preocupan poco, ellos y su coherencia, yo ya he construido mi propio rostro.

Para cortar pieles se necesita una cuchilla, que no bisturí, muy afilado.

Saludos