viernes, 19 de febrero de 2010

Alveolado

DIRÉ CÓMO NACISTEIS(Luis Cernuda, La realidad y el deseo)

Placeres prohibidos, planetas terrenales,
Miembros de mármol con sabor de estío,
Jugo de esponjas abandonadas por el mar,
Flores de hierro, resonantes como el pecho de un hombre.



Nací entre tiestos. No tantos y tan bulliciosos como los de Iznatoraf, pueblo de Jaen. Es por lo que veo un tiesto triste, con flores de plástico, y se me bajan los pétalos y la corola. Quiero tiestos, luz, rabia. Placeres prohibidos, ¿por qué no?
Quiero entrar en el tango de una flor. Quiero un mar alveolado.





14 comentarios:

mateosantamarta dijo...

Un tiesto de plástico es un insulto a la naturaleza y a la vida.
Hermosas fotografías y de Cernuda ¿QUÉ DECIR!!!
Has elegido bien. Un abrazo.

virgi dijo...

..."entrar en el tango de una flor"...se hubiera divertido Linneo tal como lo dices!
Y a mí me encantaría saber bailar un tango.
Besitos y pétalos

Shandy dijo...

Que entrada más radiante! Rabiosa sensualidad la que sugieren los versos de Cernuda, las flores y tu prosa, como para no pensar en placeres prohibidos ,niña, con ese jugoso tango en flor y el envolvente vaivén de terciopelo de un "mar alveolado", que ni la nevada arena y el blanco lirio de los Calvin Klein underdrawers de la Rosetti.

http://sinpermisodetucaranilicenciadeustedes.blogspot.com/2009/04/flores-y-calvin-klein.html

Vamos, que te veo yo tan verdeviva y cascabelera que no sé si "mala serás de guardar":

Lindas son rosas y flores,
más lindos son mis amores.

Ya florecen los árboles, Juan:
¡mala seré de guardar!
Ya florecen los almendros
Y los amores con ellos
Juan,
Mala seré de guardar.
Ya florecen los árboles, Juan:
¡mala seré de guardar!"

JosepMª dijo...

Flores de plástico.
Césped de plástico.
Carne de plástico.

Rebelde Sofía:
Quieres tierra y luz,
flores de verdad
y placeres prohibidos.
Todo eso se paga caro.

Luis Cernuda:
Poeta de soledad.

La vida es un tango...

Ventana indiscreta dijo...

Mateo:

Un tiesto de plástico es contaminante. Los de barro transpiran.
Cernuda es contención y belleza intima.

Abrazos.

Ventana indiscreta dijo...

Virgi:

Lo bueno hubiera sido que Linneo clasficase esas flores entradas en tango. Creo que en Argentina hay muchas flores de esas. El bandoneón las hace crecer. ¿No me crees? Los tiestos con música son más esbeltos.

Pétalos. ¿Te acuerdas de 'Américan Beauty'? Allí sí salían pétalos.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

No te desbarates con tantas flores. Sigamos la lírica tradicional a pie juntillas y dejemos la clausura para después de la aventura:

Mano a mano los dos amores
mano a mano.
El galán y la galana
ambos vuelven el agua clara,
mano a mano.


Aunque quiero ser beata,
¡el amor, el amor me lo desbarata!
(Silva)

Bicos.

Ventana indiscreta dijo...

Josep María:

Te contradigo menos en lo de la rebeldía.

Tierra y luz, flores verdaderas y placeres prohibidos: un bello día de campo primeveral puede suceder sin pagar un chavo.

La vida es un tango y una tómbola.

Mirada dijo...

No sé, me he quedado pensando desde haee días, y vuelvo y revuelvo y ¿sabes?.
Si la primera fotografía pertenece al mismo pueblo, con esa fachada de un color tan vital, una maceta con una forma tan de anfora y en verde de luz que estén plantadas unas flores de plástico, no es que me de pena, es que me acerca a la persona o personas que viven en esa casa. Y ahí comienza la posibilidad de muchas situaciones de vida tan distintas que me lleva a apreciar el interés de intentar colocar color en su ventana a sabiendas de que es de plástico. Del querer estar, y por encima de todo lleva los colores de la ilusión: el azul y el verde sobre un rojo vida...

Un abrazo agradecido, siempre. Eres genial.

JosepMª dijo...

Sofía:
En lo de pagar caro,
no me refiero
a dinero...

Ventana indiscreta dijo...

Mirada:

la casa de rojo prtenece a un pequeño bloque de viviendas de Madrid, cercano a donde vivo. Vi la pareja mayor que vive allí. No eran muy amables que digamos. Medijo ella que qué hacía fotografiando hacia su casa. Le dije que el tiesto. Pues me mandó a paseo. Ya ves. Ahora interpreta tú lo que quieras sobre el vitalismo. Lo cierto es que los rincones de Ifnatoraz sí me parecieron llenos de vida.

Ventana indiscreta dijo...

Josep María:

Sé de sobra por donde vas.

Mirada dijo...

Mi imaginación cambia al ser la casa de otro pueblo o ciudad diferente, partía de la suposición que fuesen casas del mismo pueblo y todavía más de la misma calle.

Amando Carabias María dijo...

Con retraso vengo a dejar constancia de mi total acuerdo.
Quizá sea mejor no tener ningún tiesto a tener uno solo.
Pero con tal respuesta, lo mismo uno es mucho.