martes, 12 de enero de 2010

Stephana: SIBERIA



Stephana, o Estefanía, si queréis, es una glamurosa cortesana. Algo de pasado turbio tuvo. Pero puede seguir enamorando y, cómo no, enamorarse hasta las trancas. En su pasado turbio conoció a Glèby, un sinvergüenza, canalla y hasta algo proxeneta. Ahora en la corte ha enamorado al Principe Alexis. Pero Ella, ¡ay!, por quien ha caído es por el oficial Vassili. Surgen los celos y los líos. Vassili hiere a Alexis en duelo. Vassili se va como preso a Siberia. Estefanía lo sigue, lo sigue.

En un momento de la ópera Estefanía, en voz de Renée Fleming canta un aria que es como deshollinarse ella misma de su pasado por el fortísimo amor que Vassili le ha causado:

Aria (Umberto Giordano , de su ópera SIBERIA).

Nel suo amore rianimata

No! Se un pensier tortura la mia mente quest’è: Che il dolce amante mio giammai non sappia
la Stephana ch’egli ignora!
Nel suo amore rianimata la coscienza io ritrovai! Io l’amai per l’esistenza rinnovata pura in me.
Chi son io non sappia mai!
Tutta a lui la vita mia!
Rifiorita, nuova vita per lui libera al mio piè!
Nova luce ha il cielo e il sole
caldi raggi, blandi ardor
e di maggi nove ajuole
ha il mio giorno, fiori e amor!
Amor! Amor!




En Siberia, Estefanía logra contactar con Vassili y urde un plan de fuga. Pero, ¡qué casualidad!, también andaba por allí Glèby y le chafa el plan. Vamos que si se lo chafa, que le pegan un tiro a Ella, precisamente a Ella que había encontrado la senda del amor y de la que Siberia era testigo. Vamos que si está un tiempo más allí se deshiela todo.



Y antes de morir, Estefanía todavía habla:

Siberia, terra santa
di lagrime, e d'amore!
Ed ora...sul tuo cuore!


(E posa la testa sul petto di Vassili. Poi chiude gli occhi come per raccogliersi e morire sul suo cuore e nel pensiero del suo amore...)
Con te! Qui! Sempre!
(Sentendo le lagrime e i baci di Vassili sulla mano che gli tiene stretta nella sua).

Vasili (In un urlo di disperazione), en un grito de desesperación:

Stephana! Stephana!

24 comentarios:

Macachines dijo...

hermosa historia, y preciosas las fotos, el hielo sobre morado es subyugante!!

Mirada dijo...

Me encanta, me encanta, me encanta,... ... :-)
¡¡qué hermosura, por dioss!!
Gracias, pequerrecha, por alegrar el día con esta belleza.

Ventana indiscreta dijo...

Juan:

Hielo sobre morado tira de la vista. Ves, la recompensa de tener un invierno como ---- manda.

Gracias por la aportación del retoque de la última foto y por el comentario en privado referido a lo que pensaba un amigo tuyo y que ahora hago público:

Un amigo , hace muchos años , me decía acerca del proceso que sufren las imagenes desde que las capturamos hasta que las mostramos:
1º cuando uno hace la foto, mata la imagen, se guarda en la cámara.
2º cuando uno la revela, vuelve a nacer
3º cuando uno la archiva vuelve a matarla
4º renace nuevamente cuando otros la ven. Y agrego yo, renace para cada uno de nosotros que la ve, con su particularidad, porque expresan algo de nuestro interior, del autor y del espectador.

Ventana indiscreta dijo...

Mirada:

Mi trabajo me ha costado reunir toda esta información. Ahora toca disfrutarla.

Amando Carabias María dijo...

Quizá por eso el invierno nos atrae, porque a pesar de su dureza nos regala tanta hermosura.

alicia dijo...

Qué regalazo! Imágenes e historia de hielo y deshielos.La primera imagen es de una belleza difícil de creer..
Abrazos entre la escarcha
(Madrid no es Siberia pero algunos días se le parece, no me extrañaría salir a las calles y escuchar el grito de Vassili "¡Stephana! ¡Stephana!! perforando muros y acribillando los témpanos)

JosepMª dijo...

Las fotos, para gozarlas,
en frío:
Hielo sobre morado.
Dunas de nieve.
Estalactitas congeladas.
Tres (naturales) bellezas

Jopé con los amores siberianos!
Te pillan un pelín maximalista.

Del anterior post,
de Mala Rodríguez,
me quedo con:
_No voy a salvar el mundo,
salvaré mi culo_
Si puedo...

Soy pacífico,
porque,
después de la revolución,
siempre
agarra al poder
otro déspota.
Y siguen los oprimidos.
Si no,
a las barricadas!!!(*)


(*)
http://www.goear.com/listen/d6df331/A-las-barricadas-(Original)-republicanos

Shandy dijo...

Manchega, esta vez no cojo carrerilla. Dejo suspendido mi vuelo en ese grito mientras contemplo la belleza siberiana.
Ópera omnia!

mateosantamarta dijo...

Hermosas fotos y "bonita" historia.
Quise decir que no se nada de fotografía,aunque me atreva a publicar alguna.
Me alegra compartir contigo la amistad de Inés.
Iré conociendo tu blog poco a poco...Un saludo.

ybris dijo...

Escucho a Renée Fleming:
"Chi son io non sappia mai!
Tutta a lui la vita mia!"

Los pelos como escarpias.

Gracias.
Besos.

manolotel dijo...

No soy buen aficionado a la ópera, aunque sí me emocionan algunas arias o fragmentos concretos como éste que nos traes, de un lirismo estremecedor.

La nieve es un buen presentimiento y por supuesto, una buena fotografía. Imagino la que hubieras sacado de haber estado cerca de las playas nevadas del norte de nuestra península, bien llamada S-Iberia en este invierno tan crudo como bello.

En Sevilla, lugar de mi nacimiento, nieva -ya tocaba- cada 50 años aproximadamente y es como un ciclo que empieza. Espero que éste nuevo sea para mejor.

Un beso cálido, dentro de lo que cabe.

virgi dijo...

Al parecer, ya no hace falta ir a Siberia para estar al borde de la congelación.
Más, el calor y la emoción te sacuden oyendo la música...¡qué haríamos sin ella!

Besos

Miradme al menos dijo...

La historia la has contado con mucha gracia. Lo dices todo, lo sugieres todo.
La fotografía es absolutamente prodigiosa.

Un saludo

Merce dijo...

Oh Oh esta entrada tengo que enseñarsela a una gran amiga :)

La historia es conmovedora y contada, escuchada y vista como la pones es una maravilla.

Que joyas esos hielos!!!

Biquiños

Ventana indiscreta dijo...

Amando:
a mí el invierno, como cualquier otra estación -prefiero la primavera- no sólo me atrae, me distrae.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Alicia:

¿difícil de creer?
No exageres. Te pasas por el retiro o por cualquier fuente del ayuntamiento que hayan plantado ese híbrido de repollo/berza y esperas a que nieve y, después, deshiele, y, después, vuelva a helar. O, haces como yo, te das un paseo junto a la rosaleda del Retiro y te la encuentras.
No es tan difícil.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Josep María:

El bien mas preciado es la libertad.

¡Ojo a este escritor relacionado en este enlace y del que me hablaron el otro día:

http://migueldeloyola.wordpress.com/2009/04/27/viktor-kravchenko-yo-elegi-la-libertad/

Besos republicanos, siempre.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

Quien sí deja suspendido su vuelo es el cernícalo primicia.
Toda una rapaz en el arte de la visión.

Ventana indiscreta dijo...

Mateosantamarta:

Compartiremos, seguro.
Inés es una piba grande.

Ventana indiscreta dijo...

Manolotel:

No sé yo que foto hubiera tomado en las playas del norte. Me gustan más los motivos marginales, de pequeño tamaño. Yo tampoco era muy aficionada al flamenco y ahora me entra con mucha emoción.

Esperemos que vuelva a nevar en tu pueblo serrano más a menudo. Sería buena señal. Y hasta en el castillo de Chuchurumbé no vendría mal un poquito de nieve.

Besazos.

Ventana indiscreta dijo...

Ybris:

En México dicen una expresión más bella: se me enchinan los pelos.

Me alegro que te haya gustado.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Virgi:

No exageremos. Del invierno que tenemos a la congelación va un gran trecho. Lo que sí serían de temer son estas temperaturas en tu tierra. Allí sí acusarían el contraste.

Pero la música no acomoda. Razón llevas.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Miradme al menos:

Te miro, Giralda incluida. Para contarlo con más poesía esta el libreto de la ópera. Tampoco iba yo aquí a desgajar todos los avatares. para ello la gracia es fundamental y se agradece. Al menos eso pienso yo cuando me cuentan algo de lo que desconozco.

Saludos.

Ventana indiscreta dijo...

Merce

Supongo que por las montañas de Orense también habrán habrán recalado carámbanos a raudales.
No pases frío, ¿eh?

Bicos.