jueves, 26 de noviembre de 2009

Trastienda 3



Respecto a la especie humana tengo una idea clara: su condición de mala nadadora, al menos la mayoría. De ahí los náufragos por doquier. Así que vas por la calle y es difícil que no te encuentres con uno. Pero hay una evidencia y es nuestra, también, condición de mástil. Nos hundiremos, sí, pero siempre asomará como último nuestro mástil y nuestra bandera. Este hombre, harto de sujetarla, decidió colocársela al cuello. Me pareció que tenía cara del 68. Aquel espíritu si está ya lejano. Lo que sí le noté, así de pasada, fue harto. Y mucho.




HARTO (ROSENDO)

¿Harto de qué? Si por mi fuera...aguanta friolera
Harto de sentencias crecederas que siempre se superan
Harto de escudos y banderas
Harto de ver como me lleva la corriente
Harto de siglas y fronteras
Harto de andar haciendo escuela,
gimnasia paralela
Harto de pasar la noche en vela
cuidando la cancela
Harto de nudos y asideras
Harto de hilar para sentirme inteligente
Harto de ser lo que se espera
Harto del bien y del mal,
de descubrir el pastel
y no escuchar más que sandeces...
De lo que queda que hacer
para volver a empezar
y repetirlo una y mil veces...
Harto de nudos y asideras
Harto de hilar para sentirme inteligente
Harto de ser lo que se espera
Harto del bien y del mal,
de descubrir el pastel
y no escuchar más que sandeces...
De lo que queda que hacer
para volver a empezar
y repetirlo una y mil veces...
Harto de aguantar al que domina
quemar adrenalina
Harto de seguir doblando esquinas
pisando catalinas,
pisando catalinas,
pisando catalinas*..


*Catalina: excremento humano.

8 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Pero toda la verdad es que este caballero es familia de Rosendo...
Ahora en serio, ampliando la foto me doy cuenta de que, además de lo del espíritu del 68, podría ser el típico rostro de un soldado de infantería de nuestros gloriosos tercios, aquellos que se nutrían de la sangre del pueblo y que luego sembraron con ella Europa para gloria de la Corona.
En fin el rostro de la resignación que cualquier día pega un puñetazo sobre la mesa...

Miradme al menos dijo...

Lo malo de los del 68 es que muchos no llegaron al 69 (perdón por el juego de palabras). Se quedaron allí, ni siquiera naufragaron. Los náufragos fueron otros.
Un abrazo

JosepMª dijo...

Explicar una vida
como un naufragio.

Y los botes salvavidas,
retenidos en Cajas & Bancos
& Sociedades con Nombre.

Malditos privilegios.

Hombre al agua!
Y mujer!

Harto!!!

Como esta voz:
http://www.goear.com/listen/37eb8d1/maldigo-del-alto-cielo-violeta-parra

manolotel dijo...

¿Lo que lleva al cuello es un silbato?

Desde luego parece muy distinto de como se figura uno a un labrador. Lo mismo puede ser una persona concienciada con el problema del campo que un simple transeunte ocasional. De todas formas segun mi modesta experiencia, en cualquier manifa se pueden ver personas como ellas, procedentes quizás de los sotanos de una vieja utopia social que hace tiempo caducaron para otros.

Es fácil confundir lo que asoma con lo que fue, sin pensar demasiado en lo que realmente está haciendo ahí.

Como siempre, Sofía nos pones de frente contra la foto individual que no solemos ver al pasar entre la gente.

Y de Rosendo no te digo nada, ea.

Un besote.

Ventana indiscreta dijo...

Amando: desde luego que no se me escapó por poco. Hice la foto según iba caminando, no podía dejarlo pasar, me pareció tan singular, y con la bandera ahí.
En fin, Amando, puñetazos sordos, la mayoría de las veces.

Ventana indiscreta dijo...

Miradme al menos:

El sesenta y nueve es un número exquisito ante el que hay que prodigarse mas y disculparse menos. Cierto es que los movimientos de protesta tienen sus puntos decisivos en un momento y, como todo, la continuidad es lo relevante. Pero necesitamos un mayo sólido aquí y ahora, y a nivel mundial.
Abrazos.

Ventana indiscreta dijo...

Josep María:

No se podía estar más harto que Violeta Parra, y no lo podía decir más claro.
Muchas veces me pregunto, si toda esta vida no fuese una ficción, qué ocurriría si explotasen Bancos y Sociedades. Desde luego que a nadar, pero con machete incluido.

Ventana indiscreta dijo...

Manolotel:

No sé si sería agricultor esa persona fotografiada, aunque los he visto muy rockers. Lo que lleva en el cuello creo que es la parte de un collar. En esa manifestación se silbó poco. Son poco bullangueros los agricultores.
Y yo muestro lo que se ve por la calle, con lo que me topo. Será que voy con el radar visual a punto.

Besotes.