sábado, 21 de noviembre de 2009

Cuadro



Sofía Columela
Óleo sobre arena.




Me pasa por encima la quietud de este cuadro.
Parcialidad otoñal en las hojas de los almeces.
Juego de calles solitarias.
La bicicleta con su inercia acumulada.
La blancura de la persona que guía el cuadro.
No interpreto nada más que la levedad de la obra.
No hay crepúsculo ni inocencia.
Sí favor de un agradable tiempo otoñal que nos seda a través de la pintura.




G. PERSIANI (1799-1869)
Ines di Castro

«Cari giorni»
Romanza de Inés

Cari giorni a me sereni
d’innocenza e di virtù,
foste brevi, siete spenti,
né a brillar tornate più.

Nel dolor è scorsa intera
la prim’ora dell’età,
mia giornata innanzi sera
nel dolor tramonterà.


Caros y serenos días
de inocencia y de virtud,
fuisteis breves, ahora habéis concluido
y no volveréis a brillar nunca más.

En el dolor transcurrió
el amanecer de mi vida,
y mi viaje hacia el crepúsculo
concluirá en el dolor.

12 comentarios:

virgi dijo...

Sobre la arena, la huella de la rueda, que gira.

Besos

Ventana indiscreta dijo...

La ruota che gira e gira.

Baci.

Amando Carabias María dijo...

El movimiento detenido, suspenso el tiempo, como a la espera del siguiente gesto que nos alejará (¿o nos acercará?) hacia el futuro.
Qué hermoso.

alicia dijo...

El camino se pierde en una esquina del cuadro. Quién sabe a qué punto de fuga se encamina la dama de blanco más allá de las fronteras de nuestra mirada. Bellísima sensación envuelta en música del giro inexorable de nuestro tiempo... Gracias por el regalo de tu mirada

JosepMª dijo...

Un cuadro muy equilibrado:
Color.
Espacio.
Persona.
Otoño.

Los serenos dias de inocencia
siempre son breves.

La romanza es muy bella,
a pesar de la tristeza...

Ñoco Le Bolo dijo...

• con la mirada atenta…

Efectivamente, es un bonito cuadro que nos pasea sin prisa entre los almeces (que bonita palabra: almez)

• un beso
____________________________
CR & LMA

Ventana indiscreta dijo...

Amando, eso es lo que hace la cámara, detener, es su sino. O nos detiene borrosos u nos da nitidez. Dependiendo del momento elijo una detención u otra.
El siguiente gesto es avanzar. Aunque detenidos también se avanza, detenidos, reposados, se entiende.

Ventana indiscreta dijo...

Que te me pones muy trascendental, Alicia, ya se que nuestro país no es el de las maravillas, pero se puede gozar con la mirada y con la música, a pesar de lo inevitable y de inexorabilidad.

Ventana indiscreta dijo...

Persistir en la inocencia sería lo ideal, Josep María, más que acogerse al olvido del que te he oído hablar por ahí como preferencia.
Vivamos, ante todo.
Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Algial, pez es otra bella palabra, peces, aún más, y banco de peces ni te cuento. Red es un palabra que atrapa, redes, aún más. Pero sólo me quedo con las redes de las arañas. Las de arrastre me dan pena.

Besos.

Merce dijo...

Esto quiere decir que los momentos de serenidad y tranquilidad realmente existen, solo hay que encontrarlos o sencillamente sentirlos.

:)

XuanRata dijo...

Esa bicicleta parece captada en el momento justo de caer del cielo con la misma precisión de la hoja de los árboles.