martes, 6 de octubre de 2009

Vaciador




No abandono los kilómetros, amig@s. Y esta vez como funambulista de la conducción y del objetivo. Así pues, las reclamaciones de calidad, al maestro armero. Buenos marmolillos se harían con ese bloque, ¿no? ¿O buena pasta de celulosa se hará con esos troncos de chopo, no? Pero mi visión es otra. Como veis, se puede conducir y que te fotografíen; y se puede conducir y fotografiar -os juro que las hice sin parar, no había atasco-, eso sí, que no te pillen.
Cuando vi ese bloque me acordé de la palabra 'vaciador' y de un un artículo de hace unos cuantos años que Gabriel García Márquez publico en 'El País'. Y algo de ese artículo se me quedó grabado: 'Escribir un cuento es vaciar en concreto'. En el enlace que dejo está íntegro el artículo que es interesante y ameno a rabiar. Molestaros, de verdad. Asimismo las propuestas de cuentos son más que sugerentes:

http://www.ciudadseva.com/textos/teoria/opin/ggm4.htm

De vuelta a los bloques pensé si vaciando en concreto saldrían de allí hermosas, bellas esculturas. Pero también volví al artículo de Gabo y me pregunté cómo habría que vaciar algo y de qué modo para llegar al poema, porque tengo claro que pegando ladrillos se llega a escribir una novela y a hacerse rico y desalmado como un constructor.





Dedico esta canción protesta (¿alguien duda de esa palabra, la seguimos teniendo en cuenta?) a Josep María.

POETA de Atahualpa Yupanqui

10 comentarios:

JosepMª dijo...

Tocado.
(2 veces)
Ésta, casi en la línea de flotación.
Aún no hundido.

Me duelen los árboles cortados.
Y hay más dolor...

Hace muchos años que escucho a Atahualpa Yupanqui.
Su voz no murió.
También escucho el piano tecleado por Federico García Lorca.
Escucho más...

Esto no es un lamento.
Solamente lo parece.

No canto.
Ni estrellas
ni gaitas.

Hago cuadros:
Collages.
Con papeles tirados, que recojo.
Y otros deshechos.

No protesto.
Ya no.

No me vengan a buscar
para otra revolución...

http://www.goear.com/listen/00c5118/Juan-sin-tierra-amparo-ochoa

Para Consolament, sí:
Búscame,
que busco.
Toma y daca

Gracias,
también,
Sofía.

Shandy dijo...

Caramba, Sofía, al final disparas con una bala de cañón y parece que todo el contenido anterior de la entrada se esfuma. Y es que hoy traes tela para cortar.
La canción protesta no morirá mientras haya pueblos que luchan por un pedazo de pan y espaldas mojadas y obreros en el paro y niños sin escuela y guerras y fronteras y políticos corruptos etc.... Puede que se exprese con otros estilos y otras formas aparentemente menos poéticas que las de Atahualpa Yupanqui o la desaparecida Mercedes Sosa que hizo Canciones con fundamento y no cantaba por cantar. Pero el estilo del cantautor-poeta también se recuperará (tal vez nos empachó la época franquista) y en otras culturas está bien vivo.

Muy interesante y ameno el artículo de Gabo: intensidad para el cuento y espacio libre a la imaginación del lector. La novela debe llevar todo dentro.
Gracias por dejar la dirección.

Y el poema, ¿cómo habría que vaciar el poema?:

"Acérquese a la naturaleza e intente decir, cual si fuese el primer hombre, lo que ve y siente y ama y pierde. No escriba versos de amor. Rehuya, al principio, formas y temas demasiado corrientes: son los más difíciles. Pues se necesita una fuerza muy grande y muy madura para poder dar de sí algo propio ahí donde existe ya multitud de buenos y, en parte, brillantes legados. Por esto, líbrese de los motivos de índole general. Recurra a los que cada día le ofrece su propia vida. Describa sus tristezas y sus anhelos, sus pensamientos fugaces y su fe en algo bello; y dígalo todo con íntima, callada y humilde sinceridad. Valiéndose, para expresarse, de las cosas que lo rodean. De las imágenes que pueblan sus sueños. Y de todo cuanto vive en el recuerdo".
Cartas a un joven poeta, R. M. Rilke
http://www.ciudadseva.com/textos/teoria/opin/rilke.htm

Besos sin cuento

Loc@ dijo...

Sofía -este es el nombre que utilizan los dos anteriores- yo me quedo en el exterior del artículo... en los camiones de carga. Algo que tengo muy en cuenta es no ponerme nunca detrás de ellos y, caso de que no halla más remedio, quitarme cuanto antes.
Me refiero a estos dos casos en particular ¿Qué sucede si la carga no está bien amarrada? ¿Hacia donde se dirige?... Exacto, te la tragarías entera.
Mi suegro que fue jefe de mantenimiento del parque de camiones -uno de ellos supongo- de la II república (lo digo por valorar su cualificación) lo tenía como una de sus máximas si te veía colocarte tras ellos.
Besos y disculpa la intromisión -a la que soy dada- PAQUITA

virgi dijo...

Piedra y madera.
Nos asomamos al vértigo.
El bosque y las montañas lejos, en lontananza.

Merce dijo...

Despellejar la tierra, si.

Descubro esa cancion protesta y me la guardo, al fin y al cabo el derecho a la pataleta nadie nos lo ha quitado todavia.

Biquiños

Ventana indiscreta dijo...

Josep María:

No sé ya que hacer para hundirte. No obstante, tu salida a flote estaría más que asegurada. Será cuestión de lanzarte un arpón y atravesarte como quien atraviesa una nube. Me duelen los árboles cortados y me duelen las erróneas planificaciones en cuestión de repoblaciones. Los años 50 y 60 fueron los años del pino. Así nos va ahora en los incendios, que no hay dios que los controle.
Hay gente que hace de los 'deshechos' un hermoso hecho.
¿Que no protestas? Lo que ocurre es que, al menos, leído, tu protesta es elegante y las protestas no entienden nada de elegancia.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

¿Jóvena poeta? ¿Aceptas unas cartas de esta jóvena poetisa?
Poema es revolución, cambio, sedición, sublevación de pasiones, por una rosa, por un mantel o por alguien oprimido. A la rosa y al amor le podremos dar mantequilla poética, la que queramos. Cuanta más, peor, porque más nos embadurnamos, mejor darle unas gotas de aceite de oliva virgen extra de una farga centenaria. pero la pobreza, el hambre, la miseria quiere voz clara, libre, ímpetu. Si yo digo: 'Ese hombre no debiera soportar esa carga' se me entendería perfectamente. Ahora, si digo,'Atrapadas ilusiones por el peso', podría entenderse otra cosa, una devaluación de la moneda mexicana, por ejemplo. Lo dicho, Rilke, a lo suyo, y Atahualpa, a seguir.

Besos, por descontado.

Ventana indiscreta dijo...

Paquita, Loca o Loco:

Sí, Sofía. ¿Tiene algo de malo ese nombre? Oye, que no soy borde aunque pueda parecerlo. No me gusta ir de tras de una viga de gran tonelaje, pero detrás de una piedrita no pasa nada. Fue un breve instante. Pero tomaré nota y antes de volverlo a repetir controlará la tensión de amarre. Quedas autorizada (que tampoco hacía falta) a la intromisión, cuando y cuantas veces quieras.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Virgi:

No es que nos asomemos al vértigo. El vértigo siempre se topa con nosotros. Y no sólo por razón de altura. Me da más vértigo la horizontalidad y su abuso que la profundidad. El vértigo de perder la capacidad de sorpresa, el vértigo de camuflarte las cosas, el vértigo de no ver. Anda, Virgi, que no te quiero estropear tu espléndido plato de sal (ya me entiendes, ¿no?).

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Merce:

Despellejar. ¿Qué fuerza tiene esa palabra, verdad? Una palabra que llega al alma. Y que rinde por momentos.

Bicos.