miércoles, 2 de septiembre de 2009

Nanas






Si nos cuesta dormir nada mejor que una nana.
La posibilidad de que te rasquen en la espalda ya sería para nota y, por supuesto, para dormir de una manera más plácida.
Lo que no conviene es andarse rascando de una manera obsesiva y continua. Como tampoco conviene que te enganchen ni que te alcen. Recomiendo para ello una visión rastreadora de las cosas. Sí ya sé, si eres un poco perra el acecho de alguna que otra pulga puede ser inevitable. Pero soy de las que prefiero oler a ras de tierra aunque me salga un sarpullido.
De todas formas, como al metal, siempre nos acaba saliendo.
Una nana siempre aplacará, ya lo decía 'Bola de Nieve', 'Tú drume negrita'.





Mamá, la negrita,
se les salen los pies la cunita
y la negra Mercé
ya no sabe que hace'

Tú drume negrita
si te duerme voy a hace'
una cunita
que va a tene' capitel
que va a tene' cascabel

Si tú drumes
yo te traigo un mamey
bien colorao.
Y si no drume
yo te traigo un babalao
que da pao, pao

4 comentarios:

Merce dijo...

Una nana y que te arropen y te den un beso de buenas noches...
;)
Bico de boas noites

ybris dijo...

Mejor una nana, sin duda.
Con cosquillas suaves, inmejorable.
Y, desde luego sin abusar de los rascados.

Besos.

Araceli dijo...

Hace un par de semanas que estoy intentando ponerme al dia en lo que hace referencia a las novedades de mis blogs favoritos y, aunque he estado entrando en el tuyo (silenciosamente), de repente hoy apareció el agua en él. Te parecerá irrelevante, pero me di cuenta que siempre asocio tu blog acechante a la naturaleza del interior, a la tierra, a los paisajes secos, al clima continental, a la llanura o al bosque. De repente el agua... y además asociada a las canciones de cuna y su efecto "balsámico". Mira por donde un género mayormente femenino que se ejerce absolutamente en todos los rincones del mundo... desde Alaska al este de Mongolia, pasando por el Báltico y el Adriático. De mayores, cuando la soledad (interior) nos acecha, seguimos taraleando un melodia (pseudo-canción de cuna) seguramente buscando ese mismo efecto tranquilizador. Música! maravillosa música! Que prodigioso invento, que poderosa diosa sobre nuestra alma, ángel de la guarda de nuestras emociones, pequeña muestra para los mortales de un gran lenguaje reservado exclusivamente a los dioses... Música! lenguaje de la musas, consuelo de los humanos, agua del espíritu... (de repente sonó la Cantata "Ich habe genug" de Bach por la radio). Danke dir.

Ricardo dijo...

Preciosa serie...