viernes, 24 de julio de 2009

Ballesta



Conviene ampliar la foto para no perder el leve detalle de esa paloma que sobrevolaba las chimeneas. ¿Chimeneas? Aceptémoslas como sincera pareja a la que se le ha acumulado el óxido pero que en todo momento conservan sus inicios como acogida de calor e huida del humo. Ahí están, enlazados, en silencio, esperando de nuevo la llama. Arder como ballesta en las arterias.




18 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Los americanos dirían que unas torres gemelas, también amenzadas desde el aire....

Saludos y un beso!

ann_ovimat dijo...

me ha gustado

LOLI dijo...

para nada superficial

virgi dijo...

Parece que sí, que apuntan algo.
¿Y quién lo percibe? Ojos como los tuyos, luego nos las colocas y son bellas. Encima esa frase final, superlativa!
Un beso

XuanRata dijo...

Llega un momento en que el óxido se convierte en lubricante, o en combustible renovable. Y la ballesta dispara casi como entonces.

(La foto buena es para mi la primera, y no solo por la paloma, sino por todo el aire necesario que hay alrededor de los protagonistas)

José Aguilar dijo...

Hacía algún tiempo que no visitaba tu blog, pero me han fascinado tus nuevas entradas. Las macad@s, en foto y en texto me han encantado y estas dos almas gemelas apuntando su amor al cielo, paralelas con un destino común, me han llenado de ternura.

Felicidades.

Besos de mar.

Shandy dijo...

Al señor Duchamp y sobre todo a Picabia les hubiera encantado la idea de esa parada amorosa en medio de una carretera.
Una bonita metáfora, la de la pareja, que se puede interpretar de distintas maneras:

1- Una primera que titularía “Los inseparables de fisher” (pareja de pájaros que se necesitan. Si los separan se mueren de soledad). A pesar del paso del tiempo –óxido y herrumbre- permanecen juntos, fundidos por ese brazo y abrazo de hierro, y mirando hacia el mismo lado (izquierdo) del horizonte. La chimenea de la derecha podría ser la masculina (no se si es casualidad, pero, en la parte inferior, una tercera chimenea asoma por detrás y parece la pernera de un pantalón). Es la persistencia en el camino del amor. No siempre hay llama, no siempre hay pasión, pero aguardan el fuego de una ballesta o que el viento puede avivar los rescoldos. Es una hermosa esperanza.

2-La otra interpretación llevaría el título de la magnífica canción de la Shica y Miguel Poveda que hoy nos ofreces: “Dos carnes paralelas”. Y hala, machega, interpreta tú… La paralelas son líneas que nunca se encuentran pero van en la misma dirección, ¿no?

Y aún caben más interpretaciones. Ya sabes de mi querencia a los Tres Tristes Tigres (comen trigo en un trigal). Pero ya que nos has fabricado a la mirada una pareja tan poética, dejo un par de interpretaciones.
Me quedo con la primera foto. Hay más espacio vital a su alrededor, la ballesta dispone de más espacio para lanzar la llama.
Y para ti, trilogía de besos.

manolotel dijo...

¡Eres una romántica empedernida! :-)

Me encantan tus poemas visuales. Nunca la palabra alcanzará esa expresividad categórica de la imagen que a la vez es simbolo y es metáfora. Solo le falta... le faltaba, la música, la palabra, estelas del sentimiento y tú se las has añadido.

Enhorabuena.

Un beso claro.

Ventana indiscreta dijo...

La sonrisa de Hiperión:

No me fueron nunca las alturas en los edificios sí en cualquier gesto de la naturaleza. Por ejemplo, las Tetas de Viana, en Trillo:

http://www.trillo.es/trillo/visitartrillotetasviana.htm

Por ahora no me siento amenazada, aunque por las ballestas metafóricas a las que aludo puede que algo.

Ventana indiscreta dijo...

ann-ovimat:

Tu brevedad se acepta, tu página no doy con ella, no me enlaza, seguimos.

Gracias.

Ventana indiscreta dijo...

LOLI:

Si algo me he propuesto siempre es la no superficialidad en lo necesario, en lo superficial y en lo profundo. Un mínimo de exigencia, como mínimo.
(Eh, que no doy clases, sólo digo cómo me gusta ser a mí.)

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Virgi:

Creo que a esa pareja sólo le falta quitarse el sombrero. La frase final no es superlativa, es un endecasílabo con ligera intencionalidad.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Xuan:

El óxido da ese aspecto de paso del tiempo que a mí me gusta. Del brillo recelo en exceso. Y cierto, la capacidad de lubricar del óxido: eso indica, al menos capacidad de nuevo diálogo, cuando no de movimiento.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

José Aguilar:

Una se da sin medida, pero con gusto. Eso es lo que hay.

Admitidas tus felicidades y tus ilustraciones.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

A Picabia le sentaron bien las obras mecánicas. Interpretar el funcionamiento de su PARADE AMOURESE
(http://www.artehistoria.jcyl.es/arte/contextos/5401.htm) ya nos invita a estudiar física cuando menos. Estudiar amores no es cuestión de años pues es ciencia infusa.

Besos atigrados.

Ventana indiscreta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ventana indiscreta dijo...

Manolotel:

¿Te llega el calor de mi escaso rubor?
La teoría del encaje: ¿cómo un@ nota, presiente, asegura, o cree que la palabra que va a emplear sobre una imagen se ajusta, se acomoda a ella? Pues eso es lo que pretendo/intento siempre.

Gracias y un beso claro.

La Sombra del Mal dijo...

El mundo esta lleno de magia y hay gente como tú que puede verla y además nos la eseña a los demás.

Gracias.