domingo, 7 de junio de 2009

Ascenso II




Arcoiris

Claro veo que el alto color
no entiende de muerte.
No te pregunto dónde
te decides en suerte,
claro está, aúnas tierra,
cielo, y algo más,
y, aún así, podrás decirme,
'Aún por alto no diré que no he llegado,
siempre, éso que resta, que no se ve,
merecerá el prodigio de tu alcance.'
y, aún así, desaparecido,
fuera ya de tormenta,
te daré en tierra,
espoleando pigmentos y llamas,
dando vértebras al color,
arrancando
cipreses en fervor de lanza,
atenido a yo verte.

A C.R.D. coleccionador de palabras.


11 comentarios:

JosepMª dijo...

La segunda fotografía es especialmente hermosa:
Entre los árbles y el cielo captas una franja de tierra iluminada.
Además, el arcoiris.

Los colores más puros de la Naturaleza salen de una gota de agua...

En mi archivo tengo una carpeta: Arcoiris.
La dos fotos van a gurdarse ahí.

ybris dijo...

Ningún ascenso mejor que el del arco iris.
Hay colores que no saben de muerte.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

JosepMª:

Siempre excesos de luz para una franja,

Ventana indiscreta dijo...

Ybris:

Vestida de negro me participas,

Shandy dijo...

La presencia del arco iris me produce serenidad, pero también cierta melancolía. Me transporta a largas y lluviosas tardes de infancia y al silencio que se instalaba entre la tierra y el cielo cuando salía.
Tal vez en ese silencio, y en su presencia solitaria, es donde se oculta eso que "resta", ese "algo más".
Aunque en la interpretación bíblica es el símbolo de que nunca más se dará sobre la tierra otro Diluvio Universal, en Galicia al Arco da Vella ( Arco iris) se le espanta. Así consta en refranes populares:

Arco da vella
tíroche unha pedra
co dedo belleco (meñique)
que te deixo seco.

Arco da vella
vaite de aí
que o teu pai
chama por ti.
E a túa mai
é unha veleta
que non che quer
dar a teta.

Y lo mismo se recoge en este poema de X. M. Alvarez Blázquez. Lo escribió para su hija pequeña partiendo de una cancioncilla popular que son los cuatro primeros versos.

Arco da vella
vaite de aí
que as nenas bonitas
non son para ti.


Fuxe chuvia, fuxe sol,
fuxe roda de color
que a neniña quer brincar
coas areas do areal.


Vaite néboa, vaite vento,
vaite cara de mal tempo
que a neniña quer correr
polas areas do ler.


¡Ai, miña neniña, nena,
non se vai o arco da vella!

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

¡Eh!, rueda de dedos*,color te presta,



*manos, en mi interpretación.

Camarandante dijo...

Genial sofía!

Van mis felicitaciones

Merce dijo...

De verdad que no se puede subir por esa autopista de colores? Algun dia lo haré :)

Ventana indiscreta dijo...

Merce:

Autopsia: muerte por color en vida,

Mirada dijo...

Me encantan los colores de la segunda foto. Excelente.

Ventana indiscreta dijo...

Mirada:

Colores que no persiguen el fuego,