miércoles, 13 de mayo de 2009

TDT





Bajo los ecos del Teatro Real tenemos puestas en escena como ésta. Perdón, tenemos casas como ésta: cartón musical marca Yamaha, televisión inalámbrica. Todo bajo una gran orquesta. Miras la tele, ves que no hay interferencias y que sin tdt funciona igual. La tele está para que la mires tú, para ver tu programa favorito. Y si miras bien te das cuenta que la vida es mero gas, materia volátil, útil o inútil. Pero ojo, no se fíen del sombrero, ni de la bolsa de llevar de todo. Quizás alguien esté esperando a Godot. Hoy puede que no haya tele, pero mañana seguro que sí.

21 comentarios:

Sacch dijo...

Hola pasaba a saludar, un poco fuerte la foto para mi gusto, pero interesante lo que decis.
Besos!


Sach.
Te invito a pasar cuando gustes por mi blog
www.damemelon.blogspot.com

Ventana indiscreta dijo...

Sacch:

Se acepta el saludo. Entiendo que se me hable de la 'fortaleza' de una foto, de su expresividad. Una foto es o no es. ¡Cuántas fotos de gente destripada y acribillada vemos a diario! Son necesarias para denunciar y no me parecen fuertes, simplemente el hecho que ha provocado la foto el que me parece lamentable.

Ninguna foto me parece 'fuerte', en el sentido que creo que lo utilizas.

Besos.

Araceli dijo...

Esa escena se repetirá y mucho, dentro de muy poco. La TDT provocará que se vean las teles en la calle. O mejor decir, que se vean teles en la calle, es decir, solo el continente ya que el contenido... bueno, del contenido prefiero no hablar.

Inés González dijo...

Creo que te has quedado corta Sofía con la respuesta que le diste a Sacch sobre la "foto un poco fuerte", tu imagen es de un hotel 5 estrellas comparado a lo que se encuentra en Bs As, también son ciertas las cegueras o las miradas para otro lado, pero bueno cada uno es dueño de mirar y no ver.
Más vale que nos vayamos acostumbrando a estos "paisajes fuertes" cada día más recurrentes con la que está cayendo.
Menos mal que tu ojo también nos regala las maravillas de la tierra y la belleza de la vida.
Un gran abrazo

virgi dijo...

Te ha quedado redonda la entrada, foto y texto son una cosa sola.
Lo menos redondo es saber cuántos son (...somos, seremos?) que tengan casas de cartón y vidas en la calle.
Te encontré con una entrada similar a esta, te felicito por ambas (por muchas otras ya lo he hecho).
Un abrazo.

Merce dijo...

mmmm todavia estoy tratando de saber cuantas clases hay entre las clases medias que nombra exe xeñor de barbaxx que preside un partido politico y esta. Me dá que hay muchos politicos que no salen mucho a la calle...

Bicosbati

Alyka y el Objetivo dijo...

Me a gustado mucho la imagen que nos has enseñado y el escrito que has puesto. Es la realidad miles de personas estàn asi y nosotros lo vemos pero cerramos los ojos. Està bien que se vean estas imagenes incluso diria que se deverian enseñar más, en la fotografia se refleja lo que uno siente, como pensamos, la fuerza que queremos transmitir. FELICIDADES.

Un saludo

Shandy dijo...

La obra se desarrolla en el proscenio y el espectador es afortunado y puede ver la función desde bien cerca. La entrada, a pesar de ser en el Teatro Real, es gratuita. Un único actor, que además es el director de la obra, la representa. La puesta en escena es bien sencilla, no necesita tramoya alguna. Tampoco tiene complejidad el vestuario y si el actor necesita cambiarse de ropa lo hará delante del público. El argumento es, en apariencia, simple (sólo en apariencia): alguien espera -y desespera- mientras nada ocurre.Los días trascurren con sus noches y el absurdo se sucede esperando a Godot.
Sofía, sólo has levantado un telón y sutilmente.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Parece mentira que realmente pueda vivir alguien ahí...

Saludos!

José Aguilar dijo...

Me ha gustado el conjunto. Es más, me ha conmocionado, lo que para mí es un valor positivo de la comunicación. La foto es espléndida porque refleja la realidad sin artificio, sin tratamientos digitales ni embellecimientos, es puro testimonio. Además, el texto me parece una reflexión aguda y sensible a la vez.

Felicidades, por el criterio y por la agudeza de mente y espíritu.

Besos desde la orilla.

José Aguilar dijo...

Probablemente a demasiada gente le molestan las ventanas indiscretas. La tele se ha convertido en una de ellas; innecesaria, tendenciosa y superficial las más de las veces. El testimonio de la sociedad que nos rodea expuesto en el arte, en la fotografía, en la literatura o la poesía, me parece más que necesario; un compromiso, un deber y por supuesto un derecho.

Ventana indiscreta dijo...

Araceli:

Cierto, mejor no hablar del contenido. Ver así una tele consuela, soy de las que hace tiempo que no veo tele por su lamentable estado de programación. Y no creo que me pierda mucho.

un abrazo.

Ventana indiscreta dijo...

Inés:

No conozco Buenos Aires pero por lo que tú nos cuentas una suite del Ritz tiene menos ópera que esta habitación. Al menos los ecos de Rigoletto le habrán llegado alguna vez. Imagino a lo que derivó el corralito de antaño. Bueno y más cosas que no debieran suceder y suceden.

Besazos.

Ventana indiscreta dijo...

Virgi:

Más que redonda, lo que trato de hacer es un buen encuadre de palabras para un enfoque casual. Gracias, Virgi.

Ventana indiscreta dijo...

Merce:

Me temo que la clase media va a bajar unos peldaños. Y sino, a esperar y a ver.

Bati...

Ventana indiscreta dijo...

Alika:

Miles de personas no están así, están peor y sin la posibilidad de al menos un descanso.

Saludos y una pregunta, ¿quién es el guitarrista al que has fotografiado?

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

Representativa Shandy, las funciones a las que acudo son casi siempre gratuitas y lo que se trama/ya parece escrito y reescrito: necesidad y precipicio. ¿La tramoya? Las cuerdas para sujetarse ante aquél.

Besos.

Ventana indiscreta dijo...

Sonrisa:

Es verdad.

Abrazos.

Ventana indiscreta dijo...

José Aguilar:

En efecto, la pureza del testimonio, tal cual y sin rodeos. No es otra mi pretensión cuando abordo fotos de calle. Otra cosa es cómo lo plantee y como me recree en la reflexión; que lo hago.

Besos.

Lúzbel Guerrero dijo...

¡PLÍÑ! un 20 en lo de SOFÍA
Cada vez es más minimalista la decoración, ¡Adónde vamos a ir a parar!

haideé dijo...

El problema de ser pobre o de vivir en la calle, no esta circunstancia, sino la de no saber que uno está en otro estado... vivir como si uno tuviera casa e ir cargando con las pertenencias es otra esclavitud más... pero como estamos tan condicionados ni nos apercibimos de ello, tanto los que así viven, como los que les miramos... por eso la mayoría de las veces miramos para otro lugar... o juzgamos alegremente... paradojas de la vida... vivimos hastiados de todo y cuando tenemos que renunciar a ello...
Vida...
Abrazos

Y sin revuelta :), admirar tiene grados, como todo, por eso se puede perder igualmente perspectiva...