martes, 26 de mayo de 2009

Osadía





Osadía la de esta pareja de abejarucos. Coto privado de caza. Ironía la suya la de percharse en una placa que delimita la caza en los distintos términos municipales. No sabrán leer esos abejarucos; no importa pues la llamada o reclamo es lo principal. El canto surtió su efecto y yo estaba allí para verlo. Como si de un romance se tratara, en cuya placa debiera haber puesto: 'Coto privado de unión'. No pasarán estos abejarucos por la iglesia salvo que haya algún panal entre sus viejas paredes. Casarse es una opción que estos pájaros no van a llevar a cabo pero, eso sí, de no tener agua en una charca o río, agua bendita les podría valer.





LA NOVIA

Buena sea mi llegada,
buena sea pero buena.
Ramito de toronjil,
cogollo de hierba buena.

Mañana por la mañana,
te levantarás, tu reina.
Y te lavarás la cara,
con esas tus manos bellas.

Te adornarás de tus galas,
de la que tu amor te diera.
Y si no te las ha dao,
de las mejores que tengas.

Irás donde esté tu padre,
corridita de vergüenza.
Te echará la bendición,
con la vista hacia la tierra.

Irás donde esté tu madre,
de rodillas le dijeras.
Aunque me voy de su lao,
yo no le pierdo la obediencia.

Te sacarán de tu casa,
para llevarte a la iglesia.
Y antes de entrar en sagrado,
te pararás a la puerta.

Tomarás agua bendita,
con la tu mano derecha.
Irás iglesia adelante,
hasta las gradas primeras.

Y te prenderán el velo,
con tu amante a la derecha.
Todos te dirán amiga,
Dios te de fortuna buena.

11 comentarios:

Shandy dijo...

Querida Sofía, no hay terrenos acotados ni cotos privados para el amor. Es tan libre y osado como esos pájaros, y su canto de sirena tan dulce e irresistible que aún atándose al palo mayor de la nave y cerrándose de orejas resulta difícil no escucharlo y dejarse subyugar por él.
La letra de la "Novia" es tan bonita que invita a ponerse un velo y a pasar por la iglesia. No obstante, yo como los pájaros. Y sigo pensando aquello que escribió Mario Benedetti (y que cantaban Silvio Rodriguez y Pablo Milanés). Lo dejo aquí para ti y como homenaje a ese gran escritor que nos ofreció tantas y tan buenas letras:

Yo no te pido
que me firmes diez papeles grises para amar
solo te pido
que tu quieras las palomas que suelo mirar

De lo pasado no lo voy a negar
y el futuro algun día llegara
y del presente que le importa a la gente si es que siempre van hablar

Sigue llenando este minuto
de razones para respirar
no me complazcas, no te niegues
no hables por hablar

Yo no te pido
que me bajes una estrella azul
solo te pido
que mi espacio llenes con tu luz.


Los abejarucos, vaya que son lindos. Nunca los había visto tan cerca, qué colorido!
Gracias, bonita, por esa pareja tan linda, tan libre y osada.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

Dado tu aprecio a las cantigas aunque no a las iglesias, te lanzo esta ornitológica mirada al Atlántico a través de Martín Codax

Mia irmana fremosa

Mia irmana fremosa, treides comigo
a la ygreia de Vigo, u e o mar salido.
E miraremos las ondas.

Mia irmana fremosa, treides de grado
a la ygreia de Vigo, u e o mar levado.
E miraremos las ondas.

A la ygreia de Vigo, u e o mar salido,
e verra i mia madre e o meu amigo.
E miraremos las ondas

A la ygreia de Vigo, u e o mar levado,
e verra i mia madre o meu amado
E miraremos las ondas.

Besos.

Merce dijo...

Osados... pues si, pero tampoco los pobres sabran leer, osados son tambien los novios ante el altar, si, si :)

Cada vez está mas claro quien acota, y es que el hombre no conoce limites.

Biquiños

MGA dijo...

Jajaja, menos mal que he leido el comentario de Merce, te iba a poner lo mismo... SI NO SABEN LEER... además bastante tienen con coquetear entre ellos, no crees?.

Un momento muy bien captado. Felicidades

ybris dijo...

Peculiar interpretación la tuya de una pareja de abejarucos sobre un cartel de acotación de paso.
Resulta transparente como suele ser lo natural en medio de lo artificial.

Besos.

antonio dijo...

MUY BUENO AJAJA

manolotel dijo...

Para conseguir captar este momento (ah, la captura del tiempo) hay que tener auténtica vocación por la fotografía y mucho corazón.

A mi modesto entender, esta imagen es el reflejo de una mirada irónica sobre la vida que sería dificil definir con palabras y es en si misma un poema lleno de significados.

El amor es ciego. Sabe leer pero en un Braile particular a través del tacto de los sentidos y la música del Universo. Las palabras humanas apenas sirven para posarse en ellas.

manolotel dijo...

Y un beso

XuanRata dijo...

Discrepo en parte: no son novios, son adúlteros: su amor se nutre de la transgresión.

(Gran momento, y qué hermosos son los abejarucos)

Xurde dijo...

Preciosos los abejarucos... ¿novios...?
Saludos desde Asturias.

Anónimo dijo...

Esa canción es el "Romance de Novios" recogido en el arrabal trujillano de Huertas de Animas (Cáceres), por Bonifacio Gil, y del que el grupo extremeño-portugués Acetre hizo una preciosa versión en su disco Canto de Gamusinos