jueves, 7 de mayo de 2009

Magia



cuando de en vez
que la óptica amanilla
ruedan agacirrados últimos
los humos entre los dedeos
antes de entrear
y por un rato la puerta
curciliar nos cambia
encabezándonos el sombrero
lo que tiene un caparate
anflao de pasteis
tolo dulce me viene
toca la óptica en mi lúpula
ocular y no sólo me funde
con el engaño, confunde
las balabras pero se entiende.


-Señor, dé la última calada.



6 comentarios:

Inés González dijo...

Un entrevero lingüístico cortaziano, me encanta la escritura al "verre" o al revés en el lunfardo porteño, aunque no tan porteño, argentino mejor, estos sabiondos se lo usurpan todo, todito sin miramientos, este chochamu se lo mafu doto, se consume la davi, esas caladas o secas son substanciosas.
Un abrazote pebeta.

Mirada dijo...

Mamaiña! pero oiga, Sofía, cómo fixeches?

Extraordinaria, tú, belleza :-)

Gugosa esta entrada.

manolotel dijo...

Si nos olvidamos de las palabras y nos dejamos envolver por los sonidos de las jitanjáforas y sus referencias, resulta una experiencia interesante. Incluso los anacolutos dejan un sabor imaginativo.

Si prescindimos de ese exclusivo punto de vista poético, se ve que en realidad se trata de un galimatias experimental basado en aquella ley que dice que en realidad leemos solo las consonantes.

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, me viene a la memoria (mentira, lo he buscado entre mis archivos antiguos) Catorce Reglas para escribir bien (que a ti no te hace ni p. falta porque lo haces estupendamente) que yo trasladé a verso y dicen así:

1.- Lo primero, conoser la hortografia.
2.- Y empezar en conjunción es ignorancia
3.- No pierdan de vista usted las concordancia
4.- ni repetir, repetir tanto a porfía.

5.- Es mal: uso en. Puntuación; algarabía
6.- Sea más claro: no hermetice petulancia
7.- ¡Voto al chápiro! es antigua extravagancia
8.- Cuidar apostrofé's: gran filosofía.

9.- Jamás plagando gerundios ni abusando
10.- Transponer incorrecto es porque evite
11.- Okey es cuando parlamos castellano.

12.- ¡Por Dios! ¡Atento! ¡No esté siempre exclamando!
13.- No. Nunca la doble negación concite.
14.- Mire si faltan pues releer no es vano.

Una sonrisa y un beso.

Merce dijo...

jeje ceha cocin sesme que he dejado de marfu :) aaaiissss!!!

Bravo, Sofia. Tellanbri.

Cosbi :)

Shandy dijo...

¡AzÚcar! Qué trastabilleo de luenga, qué doblete de viejos y sombreros más fantástico te has circuliado. Yo me quedo con el del sombrero blanco más cubano y más dulce pa marcarme la salsita de la Celia Cruz. El calatorao amarronao y con pava pa ti!

Muy bueno y rico todo. Y el soneto de Manolotel, tomo nota...

Te dejo un jueguecito para que te EnZirragues jintafóricamente conmigo, vamos... A la una, a la dos y a las tres:

Doña Díriga, Dáraga, Dóriga,
trompa pitáriga,
tiene unos guantes
de pellejo de zírriga, zárriga, zórriga,
trompa pitáriga,
le vienen grandes.

Sosbetes en la ojeras de gárriza rígoza ( para circunleerlo del envés).

XuanRata dijo...

Pasteis alunizójenos, sin duda.