viernes, 8 de mayo de 2009

Equipaje




En el límite del terciopelo,
esa flor.
En su gesto aventajado,
esa flor.
Bajo su voz silenciosa,
esa flor.
Entrenada en escamas,
esa flor.
Dónde insistir y entenderla,
esa flor.
Clasificarla, en qué modo,
esa flor.
Ni siquiera sostenerla,
esa flor.
Dejarla en su vecindad,
olerla a lo lejos,
esa flor.


14 comentarios:

virgi dijo...

Decidida, brillante, renovada, arriesgada, sostenida segura sobre su tallo delicado...¿no serás también tú como esta flor?

Un beso de sol y primavera.

Inés González dijo...

Sencillamente sublime! El Tempero ya no puede usurparte nada, sos un peso pesado piba.
Un abrazo cálido

Shandy dijo...

Delicada, bella... y exótica. Sí, aunque esté en el campo de al lado. Parece trenzada a mano con la mejor seda traída de Oriente.
"Bajo su voz silenciosa,
esa flor...

Las flores tienen muchos lenguajes, según sus formas y sus colores. Bien sabes tú, Sofía, que son muy sensuales y con frecuencia se utilizan como símbolos y metáforas del amor y la sexualidad.
La Flor que busca Bocamuerta tiene un nombre femenino.
Estos versos de Gertrudis Gómez de Avellaneda bien podrían servir para "Esa flor" que tu recogiste:

"Melancólico fulgor
blanca luna repartía,
Y el aura leve mecía
Con soplo murmurador
La tierna flor que se abría"

Pero se refieren a ella misma y así los recoge en los poemas "A Él".

O este otro de Rabindranath Tagore:

Las flores de la primavera salen,
como el apasionado dolor del amor no dicho;
y con su aliento, vuelve el recuerdo de mis canciones antiguas.
Mi corazón, de improviso, se ha vestido de hojas verdes de deseo.
No vino mi amor, pero su contacto está en mi cuerpo
y su voz me llega a través de los campos fragantes.
Su mirar está en la triste profundidad del cielo, pero
¿dónde están sus ojos? Sus besos zigzaguean por el aire,
pero sus labios, ¿dónde están?

Besos de primavera y gracias por dejarnos "Esa Flor".

haideé dijo...

Así es ni tocarla, aspirando su intensidad irisada con todos los sentidos...
Nunca la había visto así que te doy las gracias doblemente: uno, por el placer de contemplarla y dos, por la delicadeza de tus versos, los cuales inevitablemente me ofrecen ese modo contemplativo, quizá el aroma me lo he de imaginar de tierra seca recién brotada...
Parece de la familia del cardo o de la alcachofa... mas, ni idea.
Un abrazo

Mirada dijo...

Es un hermoso regalo para todo aquel que se vaya de viaje.

Gracias a Neruda, claro, te acerco esta oda:

"La alcachofa
de tierno corazón
se vistió de guerrero,
erecta, construyó
una pequeña cúpula,
se mantuvo
impermeable
bajo
sus escamas,
a su lado
los vegetales locos
se encresparon,
se hicieron
zarcillos, espadañas,
bulbos conmovedores,
en el subsuelo
durmió la zanahoria
de bigotes rojos,
la viña
resecó los sarmientos
por donde sube el vino,
la col
se dedicó
a probarse faldas,
el orégano
a perfumar el mundo,
y la dulce
alcachofa
allí en el huerto,
vestida de guerrero,
bruñida
como una granada,
orgullosa,
y un día
una con otra
en grandes cestos
de mimbre, caminó
por el mercado
a realizar su sueño:
la milicia.

En hileras
nunca fue tan marcial
como en la feria,
los hombres
entre las legumbres
con sus camisas blancas
eran
mariscales
de las alcachofas,
las filas apretadas,
las voces de comando,
y la detonación
de una caja que cae,
pero
entonces
viene
María
con su cesto,
escoge
una alcachofa,
no le teme,
la examina, la observa
contra la luz como si fuera un huevo,
la compra,
la confunde
en su bolsa
con un par de zapatos,
con un repollo y una
botella
de vinagre
hasta
que entrando a la cocina
la sumerge en la olla.

Así termina
en paz
esta carrera
del vegetal armado
que se llama alcachofa,
luego
escama por escama
desvestimos
la delicia
y comemos
la pacífica pasta
de su corazón verde."


Ya sabes de mi inquietud, más no encontré ni supe averiguar a qué especie de alcachofa pertenece (¿cynara scolymus, cynara cardunculus, cynara humilis, silybum marianum, onopordum acanthium...?,) a lo mejor se quiso disfrazar de alcachofa vestidita de colores para la ocasión, por eso de que se iba de viaje...

Gracias, Sofía. Eres genial como alimentadora de los sentidos.

Ventana indiscreta dijo...

Virgi:

Decidida, renovada y asumiendo ciertos riesgos: así sí me reconozco. Decirte que brillante quizá incurriría en vanidad que ya te anticipo que no. Ahora, sedosa si te puedo decir que soy.

Beso primaveral.

Ventana indiscreta dijo...

Inés:

Mejor peso ligero, Inés. Me has añadido flores, gracias. Ya recibí tus últimas taxografías-bailarinas: me gustan de veras. Ansiosa de cómo quedan en el papel.

Abrazote, pibona.

Ventana indiscreta dijo...

Shandy:

Sí, tienen muchos lenguajes. Y silencio si aún no se han abierto.

Fundo tus dos poemas y te los doy en la voz de otra poetisa cubana, Lourdes Rensoli:

Al amado inmortal
"An die unsterbliche Geliebte"
L. van Beethoven

He buscado tu espectro en los parajes
donde nunca habitó, mas dejó huellas
a su paso fugaz: truncos ramajes,
mudas abejas, hijas de una estrella.

No quisiste engañarme, fue el Maestro
que este juego infinito traza y guía
para forjar dos jugadores diestros
en luchar y perder, hasta algún día.

Tu halo vive en mí, flor y rocío
de la esperanza y la verdad, más puras
que la ilusión, hermana del hastío.

El me hace presentir, bajo esta espera
que vuelve a mí, sin miedo a las alturas
el salvaje anhelar de la carrera.


Y, desde luego, del amante inmortal se puede decir que sus labios sí están.

Bicos.

Ventana indiscreta dijo...

Haideé:

Siempre contemplar y no tocar. Algunas de ellas reconozco haberlas arrancado cuando se secan y, en efecto, son delicadísimas. Aún estoy por dar como se llama, pues no la conozco. ¡Y eso que estudié botánica en Biología! Os lo haré saber si lo logro averiguar.

Abrazos.

Ventana indiscreta dijo...

Mirada:

Magníficas las odas de Pablo Neruda.
Cierto que se parece a la alcachofa y creo que, aunque en la anterior respuesta dije no tener ni idea, los tiros van hacia las 'carlinas'.
No obstante te regalo en el cuaderno
la misma flor con algún pétalo ya.

Bicos.

Merce dijo...

Extraña flor, nunca la habia visto...

bicos

XuanRata dijo...

Hermoso despilfarro.
Parece caida de un árbol de navidad. No le des mucha publicidad o acabarán encontrando la forma de disecarla.

Ventana indiscreta dijo...

Merce:

¿A que sí? Pues ya somos vari@s la que la hemos visto. ¡Y a 13 kilómetros del centro de la capital!

Batibiquiños.

Ventana indiscreta dijo...

XuanRata:

Pese a estar a tan sólo 13 kms. de la capital esta muy oculta, entre pinos, mejor, entre los claros de los pinos. Lo que ocurre, mirar sin ver, eso le a mucha gente. No te preocupes por la publicidad.

Besos.