martes, 12 de mayo de 2009

Antonio Vega




'recordando que del espacio
el principio-fin está en el suelo'


Con este recuerdo, con lo obvio por pensamiento, hago mías dos canciones y sus dos letras. Antonio Vega, poeta del pop. Poeta.
Que dios le tenga atrapado en la tierra.


ANTONIO VEGA - LA HORA DEL CREPÚSCULO (ANATOMÍA DE UNA OLA)

Quise compartir
todo lo que vi
cuando el crepúsculo nos sorprendió
a la soledad y a mí.

Barcas que mecéis
el atardecer,
con la cadencia de vuestro vaivén
soñé la paz que hallé.

Dormidos en el abrazo de la Tierra mi vida y yo
y en la consulta al infinito
un camino recto hacia la luz.

Pasajeras del cielo desperezad
el batir remolón de alas, ¡dad la señal!
Verterán los ríos agua dulce al mar
El crepúsculo anunciará un nacimiento más.

Eco que antes fue
voz de humano ser
oscureció y así llegó hasta mí
un canto de mujer.

Entonces comprendí que siempre estuvo aquí
la melodía de las rocas y el mar, soplo crepuscular
Soñando con el abrazo de la tierra, dormido en él.
Yendo y viniendo entre mi mundo y el otro que de todos es.
Pasajeras del cielo desafiad a quien dude que esta es una
Historia real.

Fue pasando el tiempo, aprendí a esperar
hay crepúsculos que nunca nos sorprenderán.




ANTONIO VEGA - NO ME IRÉ MAñANA (NO ME IRÉ MAÑANA)

Hoy he visto caer a trozos
la barrera del sonido,
y brotar de entre los escombros
horizontes hasta ayer prohibidos.

Caminos hacia el frío
calor futuro.

Hoy he visto lanzar la flecha
y llover fuego del cielo,
recordando que del espacio
el principio-fin está en el suelo.

He sentido como ruge el mar
y la tierra abrirse de par en par,
un abismo que sonríe e invita a entrar
en un juego sin legalizar.

No me iré mañana
no sin antes algo más que ver,
no me iré mañana
aun es pronto para envejecer,

No me iré mañana
no sin nadie más que conocer...


Caminos hacia el frío,
calor futuro,
mirar este mundo en paz
y nunca de reojo más.

6 comentarios:

Merce dijo...

Buen tributo has escogido Sofia. Ni te imaginas cuanto he saltado y todo lo que me asalta cuando Antonio Vega asoma al micro. Una larga generación en su maximo apogeo hemos robado horas de sueño y rogado a nuestros inflexibles progenitores para que nos dejaran acudir de concierto... cuantas canciones cantadas con el pálpito en la mano por un grupo de alocadas quinceañeras y que luego las siguieron cantando en la madurez de la cuarentena...

Bicos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Buen tributo y mejores fotos.
Geniales.


Saludos

MGA dijo...

Amén... seguro que les escibirá una buena canción a los angeles del cielo...

José Aguilar dijo...

Me sobrecogió, aún a pesar de lo probable, la noticia de su desaparición. Me encontré por casualidad con este blog y la sensibilidad derramada en este post me impulsó a seguir leyendo. Sólo mueren las cosas finitas, la poesía es eterna como la generosidad de quien la escribe.

Saludos.

virgi dijo...

Bellísimas fotos para el crepúsculo de un poeta que hizo de la música su vida y de su vida una música personal y auténtica.

Gracias Sofía

Araceli dijo...

Maravillosas fotos para evocar el recuerdo de ese poeta de la movida que tantas veces sono en los ochenta, cuando "Madriz" era pasto de la movida y la meca del mundo pop español. Stefan Zweig escribió en su artículo biogràfioco sobre Handel... Su parte mortal nos dejó el 14 de abril de 1759... La otra seguirá entre nosotros.