domingo, 22 de marzo de 2009

Levedad



Una alondra recién salida de unas retamas.
Repito: no hay truco. Toda tan cerrada. En un instante inmediatamente posterior abriría las alas. Las ligeras alas que ondulan su vuelo característico.
Pero yo la veo leve, sutil en el aire.
Vista así es como si excluyera la gravedad.
A mí me gustaría ser ingrávida y no tener que fatigar a las alas.
Pero el vuelo totalmente desplegado, reposando sobre el aire, también me sustrae.

Mi entrañable compañero me dio como receta este poema de un poeta sobre el que él volverá en unos días. Le surgió al hilo de la alondra, al hilo de lo que nos queda por decir en un poema, al hilo de lo que nos queda por ser y al hilo de la lectura de Fulgencio Martínez López en su imprescincible poemario 'León busca gacela':

Un viento negro

Un viento negro duerme en nuestros poemas.
Un viento negro, y hay más:
pasos que nunca hemos dado
hacia no se sabe qué destino.
Gritos y pasos y alfileres
que despiertan el limbo
de nuestras alas plegadas.

11 comentarios:

Inés González dijo...

Sofía hacía tiempo que no volvía por esta ventana, hoy la alondra y el poema me han conmovido, bellísima y sutil conexión, acaricia como estos vientos de primavera.
Un abrazo fuerte

José de Braña dijo...

Por su forma, la campana...

Por su música http://www.goear.com/listen.php?v=798a6ff

Por agradecer de la única manera que tengo este buen momento.
Un abrazo lleno de besos.

Ventana indiscreta dijo...

Inés:

Se agradece. He de pasarme más a menudo por tus grabados, por tus sutiles encuentros con Michaux.

Besos con buriles.

Ventana indiscreta dijo...

José de Braña:

Me recuerda esa guitarra a trazos andinos. Agradeces bien siempre de tu forma oculta, José. Es como un presentirte.

Besos acechantes.

Araceli dijo...

Ernani! Ernani, involami all'abborrito amplesso. Fuggiamo, se teco vivere mi sia d'amor concesso.
(de la ópera "Ernani" de Verdi)
No sé porque recordé ese texto despues de la lectura del viento negro.

JosepMª dijo...

Vaya (señora) fotografía!
Esta instantánea es un poema visual.

No es un globo.
No es un avión.
No es Supermán.
Es un pájaro.
Una alondra, dices.

Aquí, Newton, habría tenido problemas...

ybris dijo...

Vuelo de alondra en una mañana primaveral.
Algo así como un viento negro sin temor hacia el cierto destino de las alas desplegadas.
Esto es captar bellamente el instante.

Besos.

Tempero dijo...

Sabes que me inclino por lo que haces y que bastante callado te asumo pero de esta foto nada supe hasta hace días.
Haya o no viento negro, que sólo tengan las alas plegadas ellos.

Besos.

Merce dijo...

La primavera se ve por todas partes, me gustan los pajaros y sobre todo que me despierten al alba trinando cerca de mi ventana. Y es que los oigo todos los dias :)

Batibiquiños.

Shandy dijo...

Es una instantánea casi imposible, tal vez en eso resida su magia. Con todo, prefiero las alas desplegadas, ese "simular la silenciosa simetría de las alas" de una entrada anterior.

XuanRata dijo...

En ese instante esférico, sin embargo,hay una dirección oculta. En la boca cerrada, en la palabra no dicha, también anida una intención. Por ella desplegamos los labios. Y a veces nos arrepentimos. Pero la inercia es más fuerte que la musculatura de las alas.