miércoles, 19 de noviembre de 2008

Etéreo



Al paso de los buitres, sin que estos aleteen, se escucha el aire. Este pasó cerca de mí. Sentí ese fuelle que sólo se transmite cuando planean los buitres. El aire se abre a su paso, se adormece para que el vuelo planee y avance. Si no hay presa el buitre se difumina enseguida, tú no lo distraes para nada.
Ante el vuelo, ante su dimensión etérea, la fotografía es cuando menos inútil, representa un mero recuerdo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahí, ahí, Dubi, como los de la Pedriza, tan serenos y vigilantes. ¡Qué tiempos aquéllos de la SEO!
Besos, Mamen.

Araceli dijo...

Todo un homenaje a la libertad. Felicidades por tu nuevo blog. Lo poco que has colgado tiene muy buena pinta. Animate a continuar!
Seguiré pasando!

José de Braña dijo...

Escuchar el aire, sentir el fuelle sin que aleteen, una ráfaga animal.
Además de lo que capta tu cámara, es muy bello como mira tu sensibilidad. Las fotografías son y acompañadas de tus palabras, cierran un círculo, para mí, de belleza libre y pura.
Ahora que me he atrevido a comentarte, romperé el silencio para darte las gracias por este trabajo y animarte a que continues, Sofía, mostrándonos tu saber mirar.
Un saludo,


José