jueves, 27 de noviembre de 2008

Concordia



Continuamos en el campo donde cada registro de vida, no es que inicie su particular batalla, es que sigue su rumbo. Viña en diciembre y, adosada a ella, los vástagos de una nueva encina. Allí ya estaban las encinas, desde antes del Quijote, puesto que estamos en pleno campo de Montiel. Y no dejará de ser un acto de concordia hasta un más que posible azadonazo. Es por lo que esta fotografía posee virtud notarial. Y es que muchas fotografías son fedatarias del pasado, nos guste o no más que el presente.

4 comentarios:

Merce dijo...

Sabes con que comparo estos campos? asi a pantalla ampliada me recuerdan a algunos de los bordados que llevaba cuando era pequeña y siempre habia una tia o una abuela que los hacia a mano, ¿se llamaba punto de rococó? es lo que me parecia oir a mi.
Pues eso, este campo parece que esta bordado de cuidadas puntadas, hechas con esmero y la maxima exactitud para que luzca hermoso y produzca sensaciones entre quienes lo admiren.

Veo que conoces mi tierra, es agradable saberlo :)
Biquiños.

Albert {in itinere} dijo...

Algo tienen las fotos de la tierra que atrapan, como es el caso.

Un consejo constructivo. No subas las fotos a tanta resolución por que aunque son de agradecer, al ampliarlas no se pueden apreciar sin scrolling. Yo uso un monitor de 20" y también tengo que hacerlo.

Saludos.

Haideé Iglesias dijo...

Ciertamente,es un pervivir y permitir al pasado estar presente, paradoja conveniente para grabarnos en nuestra desmemoriada mente, la importancia de sabernos unidos irreparablemente a la tierra...
Me gustan tus reflexiones.
Gracias por tu visita y palabras, me ha encantado conocerte:)
Un cordial saludo

Anónimo dijo...

vlyc ihnsd [URL=http://www.bigtits234.com]Huge Boobs[/URL] xmmypl x nm f fza